¿Qué es la Fundación Cruzcampo?

La Fundación Cruzcampo es una entidad sin ánimo de lucro que dedica sus recursos a la realización de actividades del ámbito de la cultura y las artes, la promoción del deporte, la asistencia social, la protección del patrimonio andaluz y el fomento del espíritu empresarial.

De manera independiente, o en colaboración con entidades públicas y privadas y bajo la expresión del compromiso de Heineken España, empresa que la dota, la Fundación dedica sus recursos a propósitos de interés general. De esta forma, cuenta con el reconocimiento y notoriedad de los diversos ámbitos en que actúa.

Desde su origen en 1995, la Fundación se alza como una entidad que refuerza los valores de la tradicional empresa La Cruz del Campo, actualmente Heineken España, distinguiéndose sus objetivos por el compromiso con su entorno. Este cometido permite que, año tras año, se promuevan centenares de proyectos culturales, deportivos, formativos  y de participación ciudadana.

Por ello, el cometido de la Fundación Cruzcampo aleja a la consolidada empresa matriz de la mera maquinaria productiva y la acerca a su comunidad, convirtiéndose ambas en instituciones de referencia en el marco económico, social y cultural.

Web Fundación Cruzcampo

Mensaje del presidente
Historia

Desde su fundación en 1904, la entonces empresa La Cruz del Campo, actualmente HEINEKEN España, ha sido una entidad que ha servido de referencia a la sociedad sevillana y andaluza como empresa comprometida con su entorno, distinguiéndose siempre por su permanente apoyo a numerosos proyectos, tanto públicos como privados, siempre de interés social, y promoviendo cada año centenares de actividades culturales, deportivas, formativas y de participación ciudadana. Ante las exigencias cada vez mayores del compromiso social que con los años ha ido adquiriendo HEINEKEN España, los miembros del Consejo de Administración del entonces Grupo Cruzcampo, conscientes del creciente papel que la iniciativa privada puede y debe jugar como complemento a la acción y a los recursos del Estado, crearon en 1995 la Fundación Cruzcampo, con la intención de que fuera una institución que reflejara fielmente el compromiso de la compañía matriz con la sociedad. En su nacimiento, la Compañía tomó el nombre de un templete medieval situado en las inmediaciones de su sede en Sevilla, que a través de los siglos ha servido no sólo como referencia histórica y cultural, siendo centro de religiosidad y folklore popular; sino como hito en el amplio paisaje meridional, como punto de partida y de llegada. Por la Cruz del Campo se salía de la Andalucía Occidental hacia la Oriental, y del Sur hacia el Norte. Durante su larga historia ha sido símbolo de encuentro y de unión del presente con el futuro, de la tradición con la modernidad. Las empresas consolidadas, sobre todo las centenarias, como HEINEKEN España, son mucho más que una maquinaria productiva. No somos simples agentes mercantiles aislados de nuestro entorno, sino instituciones de referencia en lo económico, lo social y lo cultural.

Redes Sociales