DERECHOS DE AUTOR Y
PROPIEDAD INTELECTUAL

 

1.- Los derechos de autor y la propiedad intelectual. Cuestiones generales.

¿Qué es la propiedad intelectual?

Es el conjunto de derechos de autor, personales (morales) y patrimoniales (económicos) que corresponden a los autores sobre las obras de su creación.

Para la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual) y para otras instituciones, la propiedad industrial cuenta con dos categorías:

  1. la propiedad industrial (marcas, patentes, diseño industrial, indicaciones geográficas de origen)

  2. los derechos de propiedad intelectual (derechos de autor y derechos afines), que abarcan las obras literarias (novelas, poemas, obras de teatro, películas, obras musicales) y artísticas (dibujos, pinturas, fotografías, esculturas, y diseños arquitectónicos).

¿Qué son los derechos de autor?

Los derechos de autor son los que tienen los creadores de obras (personas físicas o jurídicas) sobre las mismas y son de dos clases:

  • derechos morales, irrenunciables e inalienables, como el derecho de reconocimiento de autoría y el derecho de integridad de la obra, entre otros.

  • derechos económicos, transferibles y de duración limitada en el tiempo, básicamente los derechos de explotación de la obra en cualquier forma, y en especial, los derechos de reproducción, distribución, comunicación pública y transformación, que no podrán ser realizadas sin el permiso del autor, o el derecho de simple remuneración por copia privada.

¿Quién es el autor de una obra?

Se considera autor a la persona natural que crea una obra literaria, artística o científica, y que aparece como tal en la obra.

En algunos casos previstos por la ley, las personas jurídicas pueden tener algunos derechos económicos de propiedad intelectual (por ejemplo en el caso de programas de ordenador, bases de datos, obras colectivas).

En las obras en colaboración, los derechos corresponden a todos ellos en la proporción que decidan. Y en el caso de obras colectivas, los derechos corresponden a quien la edite.

¿Qué obras son objeto de la propiedad intelectual?

Son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro, comprendiéndose entre ellas:

  1. Los libros, folletos, impresos, epistolarios, escritos, discursos y alocuciones, conferencias, informes forenses, explicaciones de cátedra y cualesquiera otras obras de la misma naturaleza.

  2. Las composiciones musicales, con o sin letra.

  3. Las obras dramáticas y dramático-musicales, las coreografías, las pantomimas y, en general, las obras teatrales.

  4. Las obras cinematográficas y cualesquiera otras obras audiovisuales.

  5. Las esculturas y las obras de pintura, dibujo, grabado, litografía y las historietas gráficas, tebeos o cómics, así como sus ensayos o bocetos y las demás obras plásticas, sean o no aplicadas.

  6. Los proyectos, planos, maquetas y diseños de obras arquitectónicas y de ingeniería.

  7. Los gráficos, mapas y diseños relativos a la topografía, la geografía y, en general, a la ciencia.

  8. Las obras fotográficas y las expresadas por procedimiento análogo a la fotografía.

  9. Los programas de ordenador.

El título de una obra, cuando sea original, quedará protegido como parte de ella.

Obras derivadas: sin perjuicio de los derechos de autor sobre la obra original, también son objeto de propiedad intelectual:

  1. Las traducciones y adaptaciones.

  2. Las revisiones, actualizaciones y anotaciones.

  3. Los compendios, resúmenes y extractos.

  4. Los arreglos musicales.

  5. Cualesquiera transformaciones de una obra literaria, artística o científica.

También son objeto de propiedad intelectual las colecciones de obras ajenas, de datos o de otros elementos independientes como las antologías y las bases de datos que por la selección o disposición de sus contenidos constituyan creaciones intelectuales, sin perjuicio, en su caso, de los derechos que pudieran subsistir sobre dichos contenidos.

La protección reconocida a estas colecciones se refiere únicamente a su estructura en cuanto forma de expresión de la selección o disposición de sus contenidos, no siendo extensiva a éstos.

Se consideran bases de datos las colecciones de obras, de datos, o de otros elementos independientes dispuestos de manera sistemática o metódica y accesibles individualmente por medios electrónicos o de otra forma.

La protección reconocida a las bases de datos no se aplicará a los programas de ordenador utilizados en la fabricación o en el funcionamiento de bases de datos accesibles por medios electrónicos.

¿Qué se excluye de la protección de la propiedad intelectual?

Se excluyen las ideas, los procedimientos, métodos de operación o conceptos matemáticos en sí, aunque no la expresión de los mismos. También se excluyen las disposiciones legales o reglamentarias, sus correspondientes proyectos, las resoluciones de los órganos jurisdiccionales y los actos de los organismos públicos, así como las traducciones de dichos textos.

¿Por qué es necesario proteger la propiedad intelectual?

Los derechos de propiedad intelectual otorgan además del reconocimiento a los creadores, la retribución económica que les corresponde por la realización de sus obras y prestaciones. Es también un incentivo a la creación y a la inversión en obras y prestaciones de la que se beneficia la sociedad en su conjunto.

¿Qué es el dominio público?

Cuando los derechos de explotación se extinguen, normalmente por el transcurso de su plazo de duración, las obras pasan al dominio público y pueden ser utilizadas por cualquiera siempre que se respete su autoría e integridad. La duración de los derechos de explotación de los autores, varía según el tipo de obras.

¿Cuáles son los mecanismos de protección de los derechos de Propiedad Intelectual?

La legislación española ofrece una serie de mecanismos de protección:

  1. Registro de la propiedad intelectual: la inscripción de la obra es voluntaria, pero garantiza que los derechos existen para su autor.

  2. Copyright: es el término anglosajón para designar únicamente los derechos de explotación de una obra; no hace referencia a derechos morales.

  3. Entidades de gestión: Se dedican en nombre propio o ajeno, a la gestión de derechos de explotación u otros de carácter patrimonial, por cuenta y en interés de varios autores u otros titulares de derechos de propiedad intelectual. Estas sociedades son las que gestionan el canon.

No hay obligación de inscribirse en ellas; el propio autor puede gestionar los derechos de explotación de su obra, excepto en algunos casos que marca la ley.

¿Qué es el Copyleft?

Constituye una alternativa al sistema tradicional del copyright. Copyleft o copia permitida es un grupo de derechos de propiedad intelectual que eliminan las restricciones impuestas por los derechos de autor, con la condición de que el trabajo derivado se mantenga con el mismo régimen de propiedad intelectual que el original.

Se aplica al software libre y a documentos en acceso abierto. La Fundación Copyleft trabaja por el desarrollo de la propiedad intelectual abierta en España.

Hay diferentes tipos de licencias libres entre las que se puede elegir según el ámbito que se trate (software, obra científica, música, arte,…). Las más utilizadas son las licencias Creative Commons.