©Enrique Martínez-Salanova Sánchez

Estás en una página Web que intenta presentar un panorama de la la relación que ha tenido a través de los siglos el erotismo con el arte. El arte reproduce la vida de la Especie Humana, es un producto cultural inevitable, y como tal, la Historia y la Cultura debe tenerlo en cuenta. En ocasiones, los pueblos han restringido, o restringen, las manifestaciones artísticas que tiene que ver con la fertilidad, la sexualidad, la procreación o el nacimiento. Sin embargo, los pueblos, desde lo más remoto, lo han tenido en cuenta. El límite entre erotismo, sexualidad y pornografía lo ponen las morales y costumbres.

Erotismo en el arte prehistórico europeo

Erotismo en el arte egipcio antiguo

Erotismo en el arte mexicano antiguo

Arte y erotismo en Mesopotamia y el Medio Oriente antiguo

Erotismo en el arte africano antiguo

Erotismo en el arte griego antiguo

Erotismo en el arte etrusco

Erotismo en el arte de  Roma y Pompeya

Explicación


Más que un trabajo de investigación, aunque en algunos aspectos y temas lo ha sido, esto es una colección. La introducción al Arte erótico es una recopilación de textos e imágenes que he realizado personalmente o que he encontrado en libros y redes que me han dado cierta confianza. Años llevo reuniendo materiales para este espinoso tema y, algunas de las fotografías y análisis en los diversos apartados son propias, lo iré comunicando en su momento. El resto es de unos u otros autores que también será referenciados lo mejor que pueda. Animo a investigar en este interesante aspecto del arte, la cultura, la religión y la antropología, y del que tanto hace falta investigar y descubrir.

Mi relación con el arte erótico comenzó con mi interés por el arte y su historia en general, y algunos atisbos de que había colecciones y Museos de todo el mundo que poseían fondos secretos. Los monarcas españoles, poseían fondos de cuadros ocultos, entre ellos algunas tan conocidos hoy como La Maja desnuda de Goya, y otros muchos, a salvo de miradas indiscretas y para uso y disfrute exclusivo de aquellos gobernantes de sexualidad exacerbada para su tiempo. Por cierto. Intenté en vano entrar en alguno de esos Museos, Nápoles, Lima, pero mi edad primero y la época de represión que se vivía en aquellos tiempos de mi juventud no me lo hicieron posible.

El detonante fue cuando una vez llegué a Lima, Perú, intenté ver lo que creo que se llamaba el Museo secreto, o Museo erótico, hoy decididamente el Museo Larco, que tiene una espléndida colección de vasijas eróticas. El taxista al que le indiqué el Museo y dirección no me quiso llevar, enfadado además de que le pidiera semejante y prohibida dirección. Tuve que tomar otro taxi y, por fin, pude admirar el prohibido y maravilloso museo. Ahí comenzó mi afición a coleccionar fotos, láminas, textos, documentos sobre la relación entre arte y erotismo y a investigar en la medida de mis posibilidades sobre el mismo.

En Cantabria, en la colegiata de Santillana del Mar, llegamos un día hace más de treinta años cuando recientemente se habían extraído, de una excavación en la esquina del claustro, unos restos, capiteles, etc, mi sorpresa fue que al limpiarlos con una manguera descubrí tallas de erotismo explícito. Varios años después pregunté por aquellos capiteles y primero me dijeron que no existían, reivindiqué mi lucidez mental y mi falta de obsesiones libidinosas, y dí muestras fehacientes de que había visto aquellos capiteles. Y me señalaron algunos. Actualmente, creo que están colocados en lo más alto de lo más alto, y tal vez con prismáticos se puede atisbar algo. También en la catedral de Ávila un tiempo después, a partir de documentos que encontré, fui a buscar las evidencias de unas tallas eróticas en la sillería del coro. Allí me fui con una linterna, me descubrieron y expulsaron, los sitiales estaban clavados.... hoy los tengo, encontrados en Internet y los podré exponer cuando tenga tiempo en el lugar que les corresponde.

Tampoco me permitieron en 1964 ver, en el Museo Arqueológico de Nápoles, el llamado Gabinete Secreto, hoy abierto al público, que expone una serie de frescos, esculturas y mosaicos eróticos, provenientes de las excavaciones que se realizaron hace 200 años en las ciudades de Pompeya y Herculano.

 

Arte erótico


Término aplicado al arte de contenido sexual, y, especialmente, al arte que celebra la sexualidad humana. Se deriva de Eros, la palabra griega para el amor físico por otra persona (en oposición a ágape , el amor espiritual y desinteresado por un dios". La imaginería del arte erótico puede ser tanto de sexualidad explícita como implícita, siendo los ejemplos de esta última más comunes en muchas culturas, debido tanto a los códigos de conducta como a la mogigatería y la censura. La mayoría de las obras de arte de sexualidad explícita en el mundo occidental han sido producidas como parte de un deseo general de expresar la totalidad de la experiencia humana y muy pocos artistas han hecho del erotismo su única motivación. En muchas otras sociedades y culturas, no obstante, el sexo ha proporcionado una más que evidente fuente de inspiración. Todas las antiguas culturas buscaron humanizar y sexualizar el universo proyectando sus emociones y actividades sobre los poderes espirituales que se pensaba controlaban la naturaleza. Un tema básico en muchas religiones antiguas fue la promoción ritual de la fertilidad en la humanidad y el aprovisionamiento de alimentos. La magia sexual fue también ampliamente utilizada como defensa contra las fuerzas malignas, y la sexualidad impregnó las creencias y los ritos que marcan los ciclos de la vida humana.

 

Arte y erotismo en las culturas primitivas


Las culturas primitivas asociaban con frecuencia el acto sexual con fuerzas sobrenaturales y por ello sus religiones están entrelazas con estas representaciones. En tiempos primitivos, las representaciones eróticas eran a menudo un subconjunto del arte indígena o religioso de cada cultura, y como tales no eran apartadas ni tratadas de forma diferente al resto. Las representaciones eróticas incluyen pinturas, esculturas, fotografías, obras dramáticas, composiciones musicales y literarias que muestran escenas de naturaleza sexual. Han sido creadas por casi todas las civilizaciones, antiguas y modernas. En países asiáticos como India, Nepal, Sri Lanka, Japón y China las representaciones de sexo y arte erótico tienen significados espirituales específicos dentro de las religiones nativas del hinduismo, budismo, shinto y taoísmo. Los antiguos griegos y romanos produjeron mucho arte y decoración de naturaleza erótica, gran parte del mismo integrado con sus creencias religiosas y prácticas culturales. En América Latina son de suma importancia las correspondientes a los pueblos Mochica , Chimú, Chncay, y Tolitas, que entre otros, formaron parte del Imperio Incaico.

Los mitos, los rituales y las artes de antiguas culturas, y de muchas tradiciones continuadas enraizadas en ellas, expresan una amplia variedad de temas sexuales. las estatuillas de Venus paleolíticas encontradas en Alemania, Francia y Austria, que subrayan enormes pechos, estómagos hinchados y vulvas son probablemente emblemas de la veneración por la sexualidad femenina y por la maternidad. Por lo general, se acepta que este arte refleja creencias relacionadas con la magia de la caza y la pesca y con el totemismo. Relieves esculpidos y relieves en cuevas en sitios del sur de Francia, que incluye figuras con pronunciadas vulvas y falos, con frecuencia yuxtapuestos a imágenes de caza. Figuritas groseramente esculpidas y falos de caliza han sido encontrados en varios yacimientos neolíticos en Inglaterra, lo que se considera como evidencia de un ritual de fertilidad. Las grandes civilizaciones de la Edad del bronce de Egipto y Mesopotamia habían evolucionado desde la cultura de los poblados neolíticos. Mientras que las interpretaciones del arte primitivo pueden ser solamente materia de conjetura, los textos escritos de estas antiguas civilizaciones iluminan el simbolismo religioso y sexual de su arte.

 

Arte y pornografía


El concepto moderno de pornografía no apareció hasta la época victoriana. Su definición actual fue añadida en los años 1860, reemplazando la anterior que aludía a escritos sobre prostitutas, fue recogida por vez primera en un diccionario médico inglés de 1857, que la definía como «una descripción de las prostitutas o la prostitución, como cuestión de higiene pública». En 1864, la primera versión de la definición moderna había aparecido en el Webster's Dictionary: «ilustración licenciosa usada para decorar las paredes de las habitaciones consagradas a las orgías bacanales, ejemplos de las cuales se hallan en Pompeya». Esto fue el principio de los que hoy alude a imágenes explícitas en general. Aunque algunos actos sexuales específicos estaban regulados o prohibidos por leyes anteriores, la simple contemplación de objetos o imágenes representándolos no estuvo prohibida en ningún país hasta 1857. En algunos casos, la posesión de ciertos libros, grabados o colecciones de imágenes fue prohibida, pero la tendencia a dictar leyes que realmente restringían la visión de objetos sexualmente explícitos en general fue un concepto victoriano.

 

Prohibiciones, tecnologías y propaganda


Fue a partir de la religión Judeo Cristiana, cuando todo lo vinculado al sexo será visto como pecaminoso, vergonzante, algo contrario a una vida virtuosa. Tanto es así, que al menos en el mundo occidental y cristiano, todas las imágenes con sexo expuesto suelen ser censuradas y su exhibición prohibida al público salvo excepciones como e el caso de épocas románicas o en el renacimiento.

En épocas más recientes, las representaciones eróticas han pasado de ser un artículo de lujo para unos pocos a una herramienta de propaganda y más tarde un producto cotidiano, e incluso un sustento para otros. A medida que las tecnologías de comunicación han evolucionado, cada nueva técnica, como la imprenta, la fotografía, el cine y la informática, ha sido adaptada para mostrar y distribuir estas representaciones.


Figuritas de terracota griegas y romanas encontradas en Italia, Grecia y Asia Menor. 500 años aC. a 100 años aC.

Tintinábulum, romano, para conciliar el sueño

Egipto. Relieve de pareja copulando. tal vez exvoto  o un depósito de tumba. Brooklyn Museum   

 Bibliografía


 En cada apartado hay abundante bibliografía y sitios web

López Agudelo, Juan Esteban, 2009. El arte erótico, Medellín.

Mañas Navarro, P. y Raya Téllez, J, profesores de Educación Secundaria de Sevilla. https://es.slideshare.net/arseros/arte-ertico-el-erotismo-en-la-h-del-arte-desde-la-prehistoria-hasta-la-edad-media

Wikipedia. Historia de las Representaciones eróticas. https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_las_representaciones_er%C3%B3ticas