Walt Disney

Creativo, dibujante, director y productor

 

Enrique Martínez-Salanova Sánchez

VOLVER A «FIGURAS DE CINE»


VOLVER A «GUÍA DEL PROFESOR»

Volver a Guía docente


El puntero de don Honorato/Bibliografía/Lecturas de cine/Glosario de cine


Biofilmografía Las últimas películas de la Disney Mickey Mouse

Biofilmografía


Walt Elias Disney (1901-1966), nació en Chicago. Estudió en la Escuela de Arte de  Kansas City y, durante la Primera Guerra dial, prestó servicios en el Cuerpo de Ambulancias. Cuando terminó la guerra empezó a trabajar para un estudio comercial de arte, en el que conoció a Ub Iwerks, que habría de convertirse posteriormente en su colaborador más importante. En 1920 comenzó a realizar películas publicitarias y a producir sus propios cortos de animación. Al declararse en bancarrota, en 1923 se marchó a Hollywood acompañado por su hermano Roy y fundó su propio estudio. Entre 1923 y 1927 realizó la serie Alice in Cartoonland, en la que combinaba las imágenes reales con los dibujos animados. A partir de 1925 empezó a colaborar con él Ub Iwerks, quien le ayudó a crear los personajes de Oswaldo el conejo (Oswald, the Lucky Rabbit) y El Ratón Mickey (Mickey Mouse).

En 1928 Disney formó la Walt Disney Productions, y se aventuró en el cine sonoro con Steamboat Willie (1928). Esta película y La danza macabra (Skeleton Dance, 1929), que inauguró sus Sinfonías Tontas, le proporcionaron fama. En 1932 utilizó por primera vez el color para Árboles y flores (Flowers and Trees); y, en 1937, con El viejo Molino (The Old Milis), reveló las posibilidades de efectos tridimensionales que podía lograr mediante su procedimiento «Multiplane», que implicaba enfocar con gran exactitud imágenes animadas dispuestas en una determinada secuencia de planos.

Durante toda la década de los 30 perfeccionó a sus personajes Mickey y Minnie, el Pato Donald, Pluto, Goofy y otros muchos. En 1937 estrenó su primer largometraje de dibujos animados, Blancanieves y los 7 enanitos, seguido por Pinocho (Pinocchio) y Fantasía (ambas de 1940), Dumbo (1941) y Bambi (1942).

Finalizada la guerra mundial Disney se dedicó a todo tipo de cine. Aparte de los dibujos animados que siguió creando, realizó documentales sobre la naturaleza y los animales, como El desierto vivo (1953), o Los secretos de la vida (1956), y también a comienzos de los cincuenta películas de aventuras con actores reales, en el campo del cine familiar como La isla del tesoro (1950), Robin Hood (1951), El extraño caso de Wilby (1959), Un sabio en las nubes (1961), y Mary Poppins (1964). Algunas de ellas son películas llenas de entretenimiento y humor.

En momentos de dificultades Disney decidió economizar e iniciar la producción de dos películas mucho menos ambiciosas. La primera de ellas, The Reluctant Dragon (1941), combinaba la acción real con tres cortos de dibujos animados. La segunda fue Dumbo (1941). Con los materiales recopilados durante una gira por América del Sur, Disney hizo dos largometrajes: Saludos, amigos (1943) y Los tres caballeros (1945), Canción del Sur (1946), en la que se mezclaban los personajes de carne y hueso con los dibujos animados.

La Cenicienta (1950), Alicia en el país de las maravillas (1951), Peter Pan (1953), La dama y el vagabundo (1955), que fue el primer Disney en cinemascope marcaron nuevos tiempos para Disney. En la primera intentó recrear antiguos esplendores. Las restantes están llenas de momentos inolvidables. La bella durmiente (1959) marcó el final de otra era de los estudios Disney, pues fue la última película dibujada totalmente a mano, un proceso enormemente costoso que se vio sustituido en 101 dálmatas (1961) por otro más barato, aunque menos creativo, el llamado Xeroxed. Posteriormente la compañía abordó la producción de películas de muy diverso contenido. Merlín el encantador (1963), Mary Poppins (1964) y El libro de la selva (1967), con las que el estudio conoció triunfos como los de épocas pasadas.

Tras la muerte de Disney, se realizaron películas como Los Aristogatos (1970), Robín de los bosques (1973), que desgraciadamente muestran una singular falta de imaginación y originalidad. Con Los rescatadores (The Rescuers, 1977), el estudio creado por Disney restableció su prestigio y supremacía en el campo de los dibujos animados. En.Pete y el Dragón (1978) volvía a mezclar personajes reales con dibujos animados al igual que en Mary Poppins.

 Arriba

Las últimas películas de la Disney


Las ultimas películas de la Disney: La Sirenita (1989), un gran éxito de público y dos oscares (banda sonora y canción), La Bella y la Bestia (1991), dos oscares (banda sonora y canción) que batió el récord de ventas de una película animada de largometraje, Aladdin (1992), dos oscares, El rey león (1994), concebida como un musical, dos oscares, Pocahontas (1995), con los dibujos animados hechos por ordenador, El jorobado de Notre Dame (1996), Hércules (1997), que recrea el popular mito griego, Tarzan (1998), adaptación del clásico de Edgar Rice Burroughs, La leyenda de Mulan (1999): primer largometraje trasladado a tierras asiáticas, Bichos, una aventura en miniatura (Bugs, 1999) dibujos por ordenador llevada al mundo de los insectos, Fantasía 2000, y Dinosaurios (2000), recreaciones por ordenador de la vida de los dinosaurios.

La «Factoría Disney» se ha aliado en los últimos años en un acuerdo de larga duración con «Pixar», una empresa de animación que realiza las películas que Disney coproduce y distribuye por todo el mundo. De esta colaboración han surgido películas muy interesantes  como Toy Story (1995), Toy Story 2 (1999) de John Lasseter, Monster Inc (2001), dirigida por Pete Docter, y Buscando a Nemo (2003), dirigida por Lee Unkrich. Todas en tres dimensiones, utilizando las última técnicas digitales. También en 2003, Disney ha realizado la que tal vez será su última película en dos dimensiones Hermano Oso (Brother bear), en la que un niño aprende a ser hombre convirtiéndose antes en oso. En 2005 se ha realizado El Salvaje (The Wild), que cuenta la historia de un joven león del Zoo de Nueva York que es embarcado accidentalmente en un barco con destino a África.

En los últimos años se han hecho Los Increíbles (The Incredibles), 2006, Cars, 2007, Ratatouille, 2008, WALL·E, 2009, Up. Es de destacar For The Birds (2000), Óscar al mejor corto de animación.

Arriba

Mickey Mouse


El primer personaje de dibujos animados que tuvo voz propia fue Mickey Mouse. ‘Mickey fue el principio’ dijo un día Walt Disney. "Gracias a Mickey pudimos seguir adelante y conseguir que los dibujos animados fueran un verdadero arte. Un arte que dependía de la aceptación del público hacia lo que nosotros hiciéramos".

Su cabeza era un círculo con una prolongación para el hocico. Las orejas también eran círculos de manera que su dibujo era invariablemente igual aunque moviese la cabeza de muy distinta manera. Su cuerpo tenia forma de pera y la cola era muy larga. No le pusieron manos de ratón, porque se suponía que tenia que ser más "humano". Por lo tanto le pusieron guantes y como cinco dedos parecían demasiado para una cosita tan pequeña, le quitaron uno. De esta manera tendrían que dibujar menos. Para vestirlo un poco, le pusieron pantalones cortos. Eso era todo, y por lo tanto no había nada que entretuviera el dibujo y por añadidura conseguían darle verdadera "personalidad".

El público se entusiasmo con Mickey Mouse; fue admitido en la Sociedad de Naciones y perpetuado en el Museo de cera de Madame Tussaud.

A través de los años Mickey Mouse se fue simplificando aun más. La nariz se hizo más pequeña y engordó un poco y, en lugar de dos "topos negros" se le pusieron pupilas y le crecieron las cejas. Como sucede con la mayoría de las estrellas, Mickey no estuvo siempre en la cumbre. Su comicidad se basaba principalmente en las situaciones y no tanto en sí mismo.

© Enrique Martínez-Salanova Sánchez

Free counter and web stats