El estudiante

Trasvase educativo entre adultos y jóvenes en el aula

 

© Enrique Martínez-Salanova Sánchez

VOLVER A «EL PODER DE LA EDUCACIÓN EN EL CINE»


El puntero de don Honorato/Bibliografía/Lecturas de cine/Glosario de cine


Las personas mayores en la Universidad


Un amigo nuestro, ya jubilado, dice: me he matriculado en la Universidad, entre gente joven, porque allí nadie habla de males ni de dolores. En esta historia que se cuenta en El estudiante, Chano es un jubilado que no quiere abandonar la actividades, y de hecho colabora en centros de personas ancianas alegrándoles la vida, con otros compañeros músicos. Chano ya ha vivido su vida, tiene todo lo que una persona puede desear. La Universidad le aporta otras inquietudes, el encuentro con varios jóvenes y sus problemas, el choque generacional, la diferente visión de los acontecimientos, la distancia entre sus respectivas costumbres al divertirse. A partir de entonces, su vida y las de los jóvenes sufrirán cambios.

Aunque esta película ha recibido desiguales críticas tanto en México como fuera del país de origen, pienso que es un film de interés para tratar ciertos problemas. El diálogo que entresaco más abajo, por sí solo, puede dar lugar a debates e interpretaciones y, si se ha denunciado en ciertos foros a la película como moralizante y lacrimógena, no está exenta de crítica hacia el sistema universitario.

Es raro encontrar personas mayores en las universidad, pues se matriculan en ciclos especialmente diseñados para ellos. La universidad normal (la de los jóvenes), puede hacer mucho bien a la gente mayor pues además de aportarles aprendizajes, ideas y juventud, les permite descubrir que su propia experiencia no es baldía, que puede también aportar mucho al mundo universitario y a la juventud, al mismo tiempo que ven que los jóvenes tienen ideas, modos diferentes de apreciar la vida y que, también, pueden ayudarles, con sus reflexiones, alegrías y problemas, a comprender mejor su propia existencia.

Es de vital importancia en la película el personaje del cuidador, símbolo de la institución educativa, interpretado por el gran actor José Carlos Ruiz, que hace de introductor, guía, defensor de las normas y al mismo tiempo impulsor de nuevas formas de participación.


En los comienzos de la película El estudiante 


Chano, protagonista de 70 años de El estudiante, cuando se ha decidido a estudiar una carrera, recorre con su nieta la Universidad de Guanajuato, en México.

Cuidador: Perdonen, este lugar es solo para estudiantes!

Chano: Ah, perdón, es que la puerta estaba abierta

Cuidador: las puertas de la cultura, como las de iglesia, o las de la política, siempre están abiertas, o deberían estarlo.

Chano. Entonces, cualquiera puede entrar

Cuidador. No, solamente los estudiantes. Pero las puertas deben estar abiertas, ¡no las vaya usted a cerrar!, Sigan

Chano: ¿A dónde vamos?

Cuidador. Pues le tengo que abrir, si no, ¿cómo van ustedes a salir?

Chano: Perdón, ¿pero no acaba de decir que las puertas están abiertas?

Cuidador: Las puertas de la cultura siempre están abiertas. Las de este lugar las tengo que cerrar, si no, se puede meter cualquiera… «... aquí todos somos pequeños o todos somos grandes, somos lo que queramos ser, lo que nuestra imaginación nos permite ser…»



El estudiante


2009. México. 90 min.

Director: Roberto Girault

Guión: Gastón Pavlovich, R. Girault.

Fotografía: Juan Langarica.

Música: Gonzalo Amat.

Intérpretes: Jorge Lavat (Chano), Pablo Cruz Guerrero, Norma Lazareno, Cristina Obregón, Siouzana Melikian y José Carlos Ruiz (cuidador)

Sinopsis. Cuenta la historia de un grupo de jóvenes y un hombre de 70 años llamado Chano, que decide inscribirse a la universidad para estudiar literatura, a pesar de los prejuicios de familiares y amigos, y que con una marcada actitud quijotesca, romperá la brecha generacional. Superado eso, Chano se integrará sin mayores contratiempos a la vida estudiantil y establece una amistad con sus jóvenes compañeros de clase que enriquece la vida en ambos lados. Así, en un encuentro de costumbres y tradiciones diferentes, compartirán deseos y enseñanzas, pero también, en medio del romance, la amistad, y la intriga, Chano ayuda a sus jóivenes compañeros a superar distintas pruebas de la vida. Sin embargo, también la suya sufrirá un fuerte golpe y deberán ser sus nuevos amigos quienes ahora le ayuden a superarlo.

Premios: seis Diosas de plata, entre las que se encuentran a la Mejor Película y al Mejor Director.



El director: Roberto Girault


Roberto Girault Facha es un director de cine mexicano, además de tener la licenciatura en Derecho, cursó estudios de producción, guión y dirección cinematográfica en Canadá en Vancuver Film School del 2002 al 2003, en donde fue asistente en la producción de cinco cortometrajes, escritor, productor y director

En Vietnam, dirigió el documental Under Vietnam’s Sun (2003) sobre un grupo de doctores canadienses que viajan todos los años a este país para dar servicio social con medicamentos, alimentos y consultas.

Al regresar a México en 2003, cofunda HALO STUDIO, una productora y estudio de cine, con la que desarrolla varios proyectos.

En 2005 realizó el documental Generación del 85, que exalta la generosidad y solidaridad que mostró la Generación del temblor de 1985, y dirigió y produjo un programa piloto para niños, titulado Camilo y el C.L.A.N.

En 2006, formó parte de la película Guadalupe, largometraje hispano-mexicano, como Director de Producción para las locaciones mexicanas.

En 2008, dirigió su ópera prima en el campo de los largometrajes, El Estudiante, filmada en la ciudad de Guanajuato.


Don Quijote y el teatro, como hilo conductor


«Cuando constituimos Halo Estudio, uno de mis socios, Gastón Pavlovich, tuvo la idea de hacer un proyecto que sirviera para representar a un Quijote moderno, un personaje que recuperara sus ideales y sueños. Se inspiró en su abuelo, un hombre mayor que se metió a estudiar. La idea consiste es mostrar a un personaje con sueños y locuras, que tenga la iniciativa y las ganas de cumplir sus objetivos pese a las adversidades». Roberto Girault

La idea original de Gastón Pavlovich, tras terminar de leer Don Quijote de la Mancha le llevó a imaginar cómo sería este personaje si viviese en la actualidad.  Enseguida se puso a escribir sus primeras ideas, sin saber muy bien si acabarían convirtiéndose en un cuento, en una novela o en una película.

Gran parte de la trama se desarrolla mientras los estudiantes ensayan una obra de teatro sobre la figura de don Quijote, metáfora que utiliza el director para desarrollar mejor los personajes y sus relaciones. Ya en los comienzos de la película, se presenta a Chano con un gran parecido a Don Quijote y, aunque es desechado por el profesor que dirige la obra como actor, acaba siendo el alma máter de la misma, al tomar como propios los ensayos de los jóvenes, a los que enseña a interpretar sus personajes aplicándolos a la vida real, a la comunicación con otras personas y a la profundización de sus respectivos personajes en la obra.


1.

Comentarios y sugerencias a la película


2.Explicar la metáfora que se hace de la educación

3.¿qué critica se hace de la institución educativa?

4.¿Escuela abierta o cerrada?

5.¿Cuáles son las características de una escuela abierta?

6.¿Qué características de esta crítica podemos adjudicar a nuestra escuela?

7.¿Cómo puede ser abierta la escuela de hoy?

¿Cómo se adaptan las personas adultas a la institución escolar?

¿Cómo son recibidos por los jóvenes?

Cuál es el principal trasvase de información, de comportamientos, de opiniones y de afectos que se hace de unos a otros?

¿Quién sale más beneficiado de la comunicación entre jóvenes y mayores?

¿Conoces esta realidad trasladada a otros lugares de la sociedad?

¿cómo actúan los jóvenes?

¿y los mayores?

¿Cómo facilitar la convivencia entre jóvenes y mayores?

 

©Enrique Martínez-Salanova Sánchez