Billy Elliot

El deseo de aprender de un niño que, con la ayuda de una  profesora, supera sus barreras sociales

 

©Enrique Martínez-Salanova Sánchez

VOLVER A «EL PODER DE LA EDUCACIÓN EN EL CINE»

Aula creativa/Home/Cine y educación/Metodología didáctica/Periódico en las aulas/El puntero de don Honorato

Aprender de cine/Temas de educación en el cine/Grandes temas en el cine/Cosas de cine/Unidades didácticas/Figuras de cine/Haciendo cine

Autor/Mapa del sitio/Bibliografía/Enlaces/Glosario de cine


Estereotipos y barreras sociales


 La enternecedora historia de un niño que habrá de luchar contra los estereotipos y los prejuicios de un pueblo de mente cerrada, bajo el símbolo de unas zapatillas de ballet que le pone en contra de todos sus vecinos, y a veces de sí mismo, por no querer ser boxeador, sino dedicarse al baile.

La película narra un cuento ambientado en un entorno muy real, un poblado minero en momentos en que el gobierno de Margaret Thatcher imponía su dureza contra los huelguistas. No podía ser más duro el ambiente para un niño que, en vez de boxear, quiere bailar. La historia está contada con sensibilidad, estilo musical, con momentos memorables como la rabieta bailada de Billy Elliot por las calles hasta que se topa con un muro.

Billy Elliot remite al triunfo de la perseverancia y la dedicación de una manera verosímil, con personajes humanos, no arquetípicos. Su familia está presentada con sobriedad, en el ambiente de hostilidad y dureza laboral y social en el que se desarrolla la trama.

Destacaría la actuación, no solamente del niño, Jamie Bell (Billy Elliot), un gran bailarín, sino también la de Julie Walters (Recordemos Educando a Rita), en su interpretación de la profesora que le ayuda, con dureza y cariño, no solamente a aprender sino también a tomar  decisiones de importancia.


Ficha técnica

Billy Elliot. Quiero bailar. Billy Elliot

Dirección: Stephen Daldry.

Reino Unido. 2000. 110 min.

Intérpretes: Julie Walters (Sra. Wilkinson, profesora de danza), Jamie Bell (Billy Elliot), Jamie Draven (Tony Elliot), Gary Lewis (padre, Jackie Elliot), Jean Heywood (abuela), Stuart Wells (Michael), Mike Elliot (George Watson), Janine Birkett (madre de Elliot), Nicola Blackwell (Debbie Wilkinson).

Guión: Lee Hall.

Producción: Greg Berman y Jonathan Finn.

Música: Stephen Warbeck.

Fotografía: Brian Tufano.


Sinopsis


El niño de once años Billy Elliot vive una vida complicada en Durham. La vida de Billy consiste en cuidar de su abuela, y visitar la tumba de su madre, con la que tenía una relación especial. En 1984, durante una huelga de mineros en el condado de Durham, los enfrentamientos entre piquetes y policía están a la orden del día. Entre los que protestan con más vehemencia se encuentran el hermano (Tony) y el padre (Jackie), de Billy. Jackie apunta a su hijo a clases de boxeo, tal y como es tradición con los hijos de los mineros. En el mismo gimnasio, se dan también clases de ballet, que resulta a Billy más llamativo que el boxeo, que no le gusta.

Un día George, el entrenador, le deja castigado boxeando contra un saco de arena, dándole las llaves del local para que se las entregue a la profesora de ballet, Sra. Wilkinson, si es Billy el primero en irse. Al son de la música, también parecerá que baila con el saco y está atento a las clases de baile que se imparten en el mismo local. Con el pretexto de dar las llaves a la profesora se acerca a las niñas e intenta seguir sus pasos de baile.

La hija de la profesora le invita a bailar, y Billy se interesa por esa actividad. La curiosidad de Billy por el ballet no pasa desapercibida a la profesora Georgia Wilkinson que le anima a participar de la clase y le deja unas zapatillas de ballet al ver en entusiasmo e interés del niño.

Billy utiliza el dinero que le da su padre para las clases de boxeo para asistir a clases de ballet, y comienza a practicar a todas horas. Cuando el entrenador de boxeo cuenta al padre del niño que ha dejado de asistir a las clases. Jackie se dirige al gimnasio para descubrir a Billy practicando ballet con las chicas y le prohíbe seguir con el ballet, una disciplina tan poco viril.

Billy intenta, sin lograrlo, convencer a su padre.

La profesora, Georgia Wilkinson, que ha visto en el muchacho un talento innato para el ballet, se ofrece a darle clases gratuitas para que se prepare para las audiciones que realizará en la ciudad la Royal Ballet School de Londres. Para preparar una coreografía, Wilkinson pide al niño que le entregue cosas de valor personal, que puedan servir de inspiración. Billy le enseña una carta de su madre, en la que le anima a no dejar de ser como es. Las clases continúan, cada vez con mayor intensidad y exigencia por parte de la profesora, que va tomando más afecto por el niño y le ayuda a desahogar la rabia que bloquea su potencial.

El mismo día de la prueba de ballet, la policía arresta al hermano de Billy por causar daños al caballo de un policía durante la huelga, en la que se dan cada día mayores actos de agresividad. Billy no puede ir a la audición, ya que tiene que asistir al juicio contra su hermano, lo que hace que la profesora se presente en la casa de los Elliot y recrimina a la familia. El hermano de Billy se enfrenta con la profesora afirmando con dureza que su hermano no hará el ridículo como bailarín. Billy solamente encuentra apoyo en la hija de la profesora, y en su amigo Michael, homosexual, al que también debe deja claro que él no lo es.

En el invierno, la huelga continúa, el frío se agudiza y el padre de Billy hace leña para la estufa con el piano de la madre de Billy, una mujer entusiasmada con la música.

Una noche de invierno, Billy y su amigo Michael, son sorprendidos por el padre de Billy, balando en el gimnasio. Billy demuestra a su padre que puede bailar y éste, cambia de actitud y acude a preguntar a la profesora cuánto costaría la preparación de su hijo para realizar la prueba en Londres. Georgia Wilkinson, le dará las clases gratuitamente pero el padre debe ayudarle.

El pueblo entero hace una colecta para que Billy pueda ir a Londres, adonde va acompañado por su padre. En la Escuela de Ballet Real de Londres, el comité de evaluación que le hace la prueba, queda impresionado cuando el niño expresa sus sentimientos con el baile. Una carta anuncia que Billy ha sido aceptado en la escuela y es seleccionado para formar parte del Royal Ballet.

Catorce años más tarde, Jackie y Tony Elliot acuden al estreno de “El Lago de los Cines”, donde Billy, es el bailarín estrella.


Algunas curiosidades que puede ayudar para interpretar y comentar la película

La historia parte del escritor Lee Hall, que encontró la inspiración para la historia cuando empezó a escribir sobre su infancia en América. No es que hubiera un paralelismo entre su vida y la de Elliot, pero tal y como ha afirmado en alguna ocasión: «La historia se escribió sola una vez que encontré la imagen del chico enfrentado a su familia, con el fondo de la comunidad enfrentado a un mundo grande y hostil».

Brian Tufano (director de fotografía) utilizó encuadres cerrados cuando filmaba el mundo de la huelga y más abiertos cuando se trataba de filmar a Billy bailando, para sugerir que estaba liberándose del entorno que le asfixiaba.

La calidad de la película, pese a contar con un equipo maravilloso y grandes actores, dependía en gran medida de la interpretación del personaje de Billy. La aguja en el pajar fue Jamie Bell. Un chico de trece años, que igual que Billy se dedicó al baile a escondidas de sus compañeros de fútbol. Y en gran medida esto ha sido importante en la interpretación de Bell: «Si consigues una actuación verdadera de un niño puede ser algo conmovedor y lleno de fuerza», explica el director.

Romper estereotipos: ser uno mismo a pesar de todo


Billy Elliot es una película sobre la necesidad de ser como se quiere ser, la autoestima, afrontar dificultades y superarlas, narra un proceso de autoafirmación personal y de hacer frente a las resistencias sociales.

Sin embargo, todo esto se obtiene con el entorno adecuado, uno hostil, la huelga minera que trascurre entre 1984 a 1985 en el norte de Inglaterra, una sociedad machista, y también personas que son capaces de ayudar al cambio, una profesora, Mrs. Wilkinson, profesora de danza, frustrada profesionalmente pero con las ideas muy claras para ayudar a Billy Elliot en su camino profesional, para el que debe escapar de convenciones sociales machistas. A Mrs. Wilkinson, no le importa lo más mínimo lo que se supone que es ser masculino o femenino, sino que apoya las ganas y la búsqueda de la autenticidad de Billy, al que ayuda a descubrir su camino.

La película es un alegato contra una sociedad “masculina”, cómo se enseña a "ser hombre" cuestiona las figuras de los hombres que solamente creen en el concepto de lucha. En la película, el boxeo es un ingrediente importante y un símbolo, que se contrapone a la danza. La huelga minera que es trasfondo de todo el relato y un personaje más es un motivo para justificar la violencia y las actitudes de poder masculino.

En Billy Elliot se presenta y denuncia el rechazo social que sufren quienes no entran en las normas sociales de una sociedad preestablecida como machista, con roles definidos entre mujeres y hombres.

El apoyo de la profesora de danza, ayuda a cuestionar en el protagonista y sobre todo en su familia, la actitud social hacia la orientación sexual cuando alguien no cumple con los roles masculino o femenino, asignados culturalmente durante generaciones. Se presenta la realidad extendida socialmente de las actividades diferenciadas como femeninas y masculinas, y si un chico realiza estas funciones es considerado como femenino u homosexual.

La película pone en cuestión todo el sistema educativo, sobre cómo se enseña a "ser hombre" o “mujer”, se asigna el género y las funciones a cada sexo, y se asocian a comportamientos, actitudes y valores según se sea hombre o mujer, en una diferencia abismal que dibuja con claridad la división social entre lo masculino y lo femenino.

En este ambiente, en el contexto real de la huelga minera, se cuenta la enternecedora historia de un niño que habrá de luchar contra los estereotipos y los prejuicios de un pueblo de mente cerrada, bajo el símbolo de unas zapatillas de ballet que le pone en contra de todos sus vecinos, y a veces de sí mismo, por no querer ser boxeador, sino dedicarse al baile.

No podía ser más duro el ambiente para un niño que, en vez de boxear, quiere bailar. La historia está contada con sensibilidad, estilo musical, con momentos memorables como la rabieta bailada de Billy Elliot por las calles hasta que se topa con un muro.

Billy Elliot remite al triunfo de la perseverancia y la dedicación de una manera verosímil, con personajes humanos, no arquetípicos. Su familia está presentada con sobriedad, en el ambiente de hostilidad y dureza laboral y social en el que se desarrolla la trama.

El joven Billy, con perseverancia vence la presión social de su entorno a la hora de realizarse, lo mismo que hará su amigo Michael, homosexual, y la familia de Billy, que de la dureza machista pasan al afecto familiar, a la comprensión y al cambio de actitud. En todo este cambio, tiene mucho que ver la profesora de danza, Georgia Wilkinson.

 

 

Algunos diálogos de la película “Billy Elliot”


GEORGIA WILKINSON: “¿Qué es eso?”

BILLY ELLIOT: “Una carta.”

GEORGIA WILKINSON: “Ya veo que es una carta.”

BILLY ELLIOT: “Es de mi madre. La escribió para cuando tuviera dieciocho años, pero ya la he leído. Tenga.”

GEORGIA WILKINSON: “A mi hijo Billy. Querido Billy, ahora te pareceré un recuerdo lejano, lo cual creo que es buena señal. Habrá pasado mucho tiempo, y yo no te habré visto crecer, ni llorar…”

BILLY ELLIOT: “… ni reír, ni gritar. Y no habré podido regañarte, pero por favor, debes saber que he estado a tu lado…”

GEORGIA WILKINSON: “…contigo en todo momento…”

BILLY ELLIOT: “… contigo en todo momento, y que siempre lo estaré. Estoy orgullosa de haberte conocido, orgullosa de que hayas sido mío, no dejes de ser tu mismo, siempre te querré…”

GEORGIA WILKINSON: “… Mamá. Tu madre debió de ser una mujer muy especial.”

BILLY ELLIOT: “No, solo era mi madre.”

PROFESORA: “Una última pregunta Billy. ¿Puedes explicarnos que sentimientos experimentas cuando bailas?”

BILLY ELLIOT: “No sé. Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo, y es como si desapareciera, como si desapareciera, y todo mi cuerpo cambiara, como si tuviera fuego dentro. Y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad, sí, como electricidad.”

 

PROFESOR DE BOXEO: (recriminando a Billy): “Esto es un combate de hombre a hombre, no una exhibición de danza”.

 

Ante el tribunal que le examina para su ingreso en el Royal Ballet School de Londres, una de las maestras pregunta a Billy Elliot

EXAMINADORA: Billy ¿Qué sientes cuando bailas?

BILLY ELLIOT. (Tartamudeando y casi sin saber que responder). “No sé… Me siento muy bien. Al principio estoy agarrotado, pero cuando empiezo a moverme lo olvido todo. Y… es como si desapareciera, y todo mi cuerpo cambiara. Como si tengo fuego dentro de mí y me veo volando, como un pájaro. Siento como electricidad. Sí, como electricidad.”

 

 

Los personajes de la película


Billy Elliot

Billy es un niño normal en un mudo socialmente convulso. Vive en una familia de mineros en una terrible huelga, su madre, una mujer de una gran sensibilidad musical, había fallecido y él cuida de su abuela, una bailarina frustrada, con Alzheimer.

Le gusta la danza (actividad que en la localidad solamente la practican niñas), cuando su padre lo tiene dando clases de boxeo.

Se encuentra en plena adolescencia, en una sociedad donde lo varonil tiene valor supremo, es rebelde con su situación y lo demuestra con la danza, apoyado por su profesora. Billy titubea entre su deseo de seguir el camino de la danza y la restrictiva incipiente vocación con la que experimenta una sensación real de libertad y las constrictivas formas de su entorno.

Su rebeldía la expresa por medio de la danza, la desobediencia a su padre, utilizar el dinero de boxeo para sus clases de baile, bailar a escondidas…

Se rebela ante su padre explicando que el baile no solamente es de niñas: "¡no todos son maricas, también hay atletas fuertes!".

Cuando le dice a su padre que el baile no tiene nada de malo, su padre le contesta: "Nada para las niñas ¡pero no los niños! Para los niños fútbol, boxeo o lucha."

Un día, con la ayuda de su profesora, y más tarde de su familia y del entorno minero, encuentra la fortaleza para afrontar el conflicto que ello supone para la familia y su comunidad

La profesora de danza. Georgia Wilkinson

Georgia Wilkinson es una mujer dura, pero la única persona que, en un principio, apoya la decisión de Billy de dedicarse a la danza y en presentarse en la escuela del Royal Ballet. Lo acepta de buen grado, como uno más del grupo, en su escuela de danza, le da unas zapatillas de ballet y le desafía. Así comienza Billy a bailar. Al terminar la clase, ella le pedirá 50 peniques, a lo que él alegará que no tiene dinero, pues se lo gasta en ir a clases de boxeo.

Georgia va a casa de Billy cuando el niño pierde su primera audición la Royal Ballet School de Londres, debido a la detención de su hermano durante unos altercados entre la policía y los mineros en huelga. Allí se implica con fuerza en el problema y se enfrenta a la familia.

Georgia Wilkinson, que no logró realizar su sueño de ser bailarina, en plena madurez ayuda a Billy, desde la sombra, a lograr lo que le ha sido negado a ella.

 Jackie Elliot, padre de Billy

Jackie es un hombre agobiado por unas duras circunstancias, ha perdido a su mujer y está en huelga para conseguir mejores condiciones laborales en las minas, por lo que no puede llevar dinero a la familia (sus dos hijos y la abuela). Cuando se da cuenta de que su hijo prefiere la danza al boxeo, sus esquemas masculinos sufren un duro golpe, agravado por lo que piensen sus compañeros, pero sale del gimnasio y, sin detenerse un momento hasta llegar a la casa de la Sra. Wilkinson y le pregunta: “¿Cuánto puede costar?”.

Sin embargo, es un buen padre, que reacciona a tiempo, abandonando el orgullo machista que le ha impedido ejercer como padre y convencido de que su hijo tiene que seguir un camino personal, hace lo necesario para ayudarle, incluso dejando la huelga para tener un poco más de dinero y quedando ante sus compañeros como un esquirol: uno de los momentos más intensos de la película es cuando Jackie traspasa el cordón formado por los piquetes y se enfrenta a su hijo mayor, lo convence y, ambos bajan en el ascensor a las profundidades de la mina tras abandonar la huelga.

Los mismos compañeros y el pueblo se dan cuenta de la necesidad de ayudar al niño y hacen una colecta y recaudan fondos para que Billy pueda ir a Londres a una audición para el Royal Ballet School.

Michael, el amigo homosexual de Billy

Michael es un amigo de la edad de Billy, en quien encuentra apoyo. Sin embargo, Billy, en un ejemplo de sus propias contradicciones, le deja claro que él no es homosexual. “que me guste el baile no significa que sea marica”, le dice en un momento de la película. Acompaña a Billy al gimnasio, y éste le deja que se ponga el tutú y le enseña pasos de danza.

Es muy significativa y emotiva la despedida de los dos amigos cuando Billy deja el pueblo para ir a Londres a su examen. En el momento final de la película, Michel, ya mayor, acude al triunfo de Billy en el ballet.

Abuela

La abuela de Billy ha perdido la memoria, aunque constantemente recuerda con ternura que fue bailarina. Es el referente más cercano de Billy de la mujer y de la danza, junto a los intensos recuerdos de su madre.

La madre fallecida

La figura de la madre ausente está toda la película en el recuerdo de Billy, en el piano en el que ella tocaba que al final es convertido en leña por el padre para aliviar los fríos del invierno, y las visitas a la tumba junto con la abuela.

Es muy importante la carta que deja escrita a Billy, que lee también la profesora y en la que le deja un importante mensaje: “No dejes de ser tú mismo, siempre te querré”.

La danza

La danza es al mismo tiempo protagonista del film, expresión del lenguaje cinematográfico e instrumento de liberación de Billy de una sociedad que le oprime.

Hay varias secuencias, sin embargo que reflejan la importancia de la danza para trasmitir sentimientos. Una es el desahogo de la rabia contenida de Billy al zapatera por las calles del pueblo tras una discusión con su profesora, ante un muro que no puede cruzar y la mirada de su amigo Michael y de su hermano Tony. Otra es el baile que, el gimnasio Billy realiza con su balón de entrenamiento de boxeo, entre deporte violento y danza, siguiendo los ritmos que se oyen de la escuela de la profesora.

Otro momento impactante es el que se ve cuando su padre descubre, la noche de navidad, a su hijo bailando en el gimnasio, donde Billy le demuestra mediante el baile su rebeldía ante unas normas sociales que le impiden su camino.

La huelga minera

La huelga minera de 1984 a 1985 en Inglaterra es también trasfondo, contexto social y protagonista de la película. Fue importante en la historia reciente del país, cuando las minas de carbón eran propiedad del estado. En ese momento el gobierno británico era dirigido por Margaret Thatcher, conservadora, con la intención de vender las empresas paraestatales, fragmentar los sindicatos, cerrar varias de las minas y despedir a cientos de miles de mineros. Aunque la huelga fue impuesta por los sindicatos y escasamente querida por los mineros, acudieron masivamente a ella, a pesar de que el gobierno movilizó agresivamente a la policía contra los huelguistas. La huelga duró un año y, en los años siguientes a la huelga, la mayor parte de las minas fueron cerradas y comunidades enteras fueron devastadas. El movimiento sindical inglés nunca se recuperó y los efectos de aquellos sucesos.

 

 

Sugerencias didácticas


  1. Analizar a los protagonistas de la película. Billy Elliot, su padre, su hermano, la profesora...

  2. Realizar un diálogo sobre las dificultades que tiene Billy Elliot para dedicarse a lo que desea. Exponer las razones de Billy, los argumentos de la familia, los de la profesora.

  3. Analizar el contexto social en el que se mueve la película.

  4. Explicar cómo logra Billy Elliot lo que desea

  5. Analizar la importancia de la educación en la formación profesional

  6. Citar casos que se conozcan parecidos y analizarlos.

  7. ¿Qué es lo que en el entorno en que vivimos es considerado masculino y femenino? ¿Cómo pueden superarse las contradicciones?

  8. Expresar el cambio que se va produciendo en los diversos personajes.

  9. ¿Por qué en la película se asocian o contraponen el ballet y el boxeo?

  10. En el mundo en que te mueves ¿cómo se ve que un chico se dedique al ballet?

  11. ¿Cuáles son los argumentos, actitudes y procedimientos de la profesora para ayudar al niño a seguir su camino?

  12. ¿Cómo se explica el cambio de actitud de los diferentes personajes, el padre, el hermano, el entorno social?

©Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Free counter and web stats