Los chicos del coro

Música y afecto en las relaciones educativas

©Enrique Martínez-Salanova Sánchez

VOLVER A «PROFESORES Y ALUMNOS EN EL CINE»

Aula creativa/Home/Cine y educación/Metodología didáctica/Periódico en las aulas/El puntero de don Honorato

Aprender de cine/Temas de educación en el cine/Grandes temas en el cine/Cosas de cine/Unidades didácticas/Figuras de cine/Haciendo cine

Autor/Mapa del sitio/Bibliografía/Enlaces/Glosario de cine


La película Temas de la película Sugerencias didácticas

En los chicos del coro hay tres temas: La infancia, la música y la enseñanza. Un internado/correccional, en 1949, tras la guerra mundial, en una Francia llena de conflictos sociales y de pobreza, en que muchos niños eran huérfanos de guerra, y otros de familias de precaria economía. Se presentan dos antagónicos modos de ver la realidad, y por lo tanto dos visiones de la enseñanza, que permiten comprobar las ventajas del diálogo educativo sobre la imposición del castigo. El educador, Mathieu, es un paradigma del educador que intenta llegar a las personas y desde ahí sacar lo mejor de ellas mismas. La música se convierte en un medio privilegiado para cambiar a las personas y transformar el mundo.

«Esto es lo que más me gusta del cine, y lo que tienen en común mis películas preferidas: ¿cómo puede contribuir un individuo a mejorar el mundo? Sé que el cine no puede cambiar las cosas, pero puede despertar las ganas de intentarlo. Me gusta salir de ver una película con ganas de identificarme con el personaje principal». Barratier


Los chicos del coro . Les Choristes

Francia, Suiza. 2004

Dirección: Christophe Barratier

Productor: Jacques Perrin, Arthur Cohn, Nicolas Mauvernay

Guionista: Christophe Barratier

Fotografía: Carlo Varini (AFC), Dominique Gentil (AFC)

Montaje: Yves Deschamps

Música: Bruno Coulais

Intérpretes: Gérard Jugnot (Clément Mathieu), François Berléand (Rachin), Kad Merad (Chabert), Jean-Paul Bonnaire (Maxence), Marie Bunel (Violette Morhange), Paul Chariéras (Regente), Carole Weiss (Condesa), Philippe Du Janerand (Señor Langlois), Erick Desmarestz (Doctor Dervaux), Jean-Baptiste Maunier (Pierre Morhange), Maxence Perrin (Pépinot), Grégory Gatignol (Mondain), Thomas Blumenthal (Corbin), Cyril Bernicot (Le Querrec), Simon Fargeot (Boniface), Théodule Carré-Cassaigne (Leclerc), Armen Godel (Médico), Monique Ditisheim (Madre), Fabrice Dubusset (Carpentier), Marielle Coubaillon (Señora Rachin), Violette Barratier (Hija de Rachin 1), Léna Chalvon (Hija de Rachin 2), Colette Duplanloup (Cocinera). Con la participación de Jacques Perrin y Didier Flamand.

Sinopsis: En 1949, Clément Mathieu, profesor de música en paro, empieza a trabajar como vigilante en un internado de reeducación de menores. Especialmente represivo, el sistema de educación del director Rachin apenas logra mantener la autoridad sobre los alumnos difíciles. El mismo Mathieu siente una íntima rebeldía ante los métodos de Rachin y una mezcla de desconcierto y compasión por los chicos. En sus esfuerzos por acercarse a ellos, descubre que la música atrae poderosamente el interés de los alumnos y se entrega a la tarea de familiarizarlos con la magia del canto, al tiempo que va transformando sus vidas para siempre.


El director; Christophe Barratier

Nació en Francia en 1966, guitarrista de formación clásica (École Normal de Musique de París), en 1991 empezó a trabajar para Jacques Perrin en su sociedad Galatée Films y le ha acompañado como productor delegado en Les enfants de Lumière, Microcosmos, Himalaya y Le Peuple Migrateur. En el año 2001 dirigió su primera película, un cortometraje con Lambert Wilson y Carole Weiss basada en la novela de Maupassant Les Tombales, seleccionada para el Festival de Clermont-Ferrand.

La jaula de los ruiseñores (La Cage aux Rossignols), que vio en la televisión cuando era niño, le inspiró Los chicos del coro (Les Choristes), coescrita con Philippe Lopes-Curval, que es su primer largometraje.

Según sus declaraciones, para la película se basó en su propia infancia y en su formación musical. De hecho, la historia toma elementos autobiográficos, pues el director sufrió el divorcio de sus padres, y fue enviado a un internado. Los chicos del coro fue nominada para los Oscar de ese año, y recibió infinidad de premios. Una de las canciones, «Vois sur ton chemin», estuvo también nominada al Oscar.


Gérard Jugnot/educador Clément Mathieu

«Desde el primer momento pensé en Gérard Jugnot para el papel de Clément Mathieu. También es coproductor de la película. Confío plenamente en su juicio: es un excelente lector. Leyó las tres versiones del guión y en cada momento me dio consejos muy útiles: tiene las ideas muy claras acerca de los problemas de guión y sabe anticiparse a la atención del público en el buen sentido del término, es decir, ofreciéndole obras que podría amar y no sólo las que ya ama. Su intervención siempre ha sido muy oportuna. Él me puso en contacto con Philippe Lopes-Curval, con el que Jugnot acababa de escribir Monsieur Batignole. Philippe aportó ideas muy buenas, desarrollando notablemente la psicología de los personajes, tanto del director que interpreta François Berléand, para el que los niños son el símbolo de una vida profesional fracasada, como de Chabert, interpretado por Kad Merad». Barratier

Gérard Jugnot nació en 1951, en Paris. se convirtió en el policía más famoso de Francia, gracias a Pinot simple clic, la primera película que hizo como director. Scout toujours, en 1985,  fue su segunda película. Siguió trabajando como actor hasta que dirigió en 1988  Sans peur et sans reproche. En 2002, antes del éxito de Los chicos del coro, dirigió Monsieur Batignole.


Temas de la película


La infancia

Dice Barratier: «... el tema de la infancia es el más universal. Proyectarse en el pasado permite escapar de las contingencias de la actualidad para concentrarse en lo más universal: el sentimiento de injusticia y de abandono en un niño cuyos padres están ausentes o han desaparecido, y la rebelión o la inhibición que genera. Con independencia del origen social de los niños que he elegido para la película, desde el momento en que se vistieron con la ropa de la época ya no fueron nada más que niños con los mismos miedos, los mismos deseos y las mismas penas»


La experiencia artística como elemento educativo

«Muchas películas han usado el tema de la importancia de la experiencia artística en la vida de un chico. En El club de los poetas muertos ocurría con la poesía; en Cinema Paradiso con el cine; en Billy Elliot era la danza. En mi película se trata de la música, porque a mí la música me da coraje para enfrentarme la vida. Y pude constatar esto con muchos de los chicos con los que rodamos». En cambio, el cineasta considera que, pese a que admira el film, Los 400 golpes tiene un punto de vista distinto. El ve más las cosas desde la óptica del maestro, e incluso se siente más próximo a otro título de aprendizaje, El cartero y Pablo Neruda, aunque el «alumno» no sea un niño sino un adulto. Barratier

La música

Empezamos a trabajar la música con Bruno Coulais en septiembre de 2002, nueve meses antes de empezar el rodaje. Queríamos huir de la imagen de niños de coro asociada con canciones de navidad y veladas junto al fuego. Había que fortalecer la música y no utilizar prácticamente el repertorio existente. Se supone que la música está compuesta por Clément Mathieu, un buen músico pero que ciertamente no se cuenta en la vanguardia de las corrientes musicales. La música era muy importante en la película y había que mostrar los progresos del coro y componer una música sencilla y sin pretensiones jugando más con la emoción que con la investigación estilística.

Tengo la sensación de que he llevado en mí inconscientemente el guión de Los chicos del coro desde hace mucho tiempo. He podido exorcizar algunos episodios de mi infancia y he podido hablar de la música, que sigue siendo una de mis grandes pasiones. Como el personaje de Clément Mathieu, nunca he llegado a concretar mi carrera musical: un día, de la noche a la mañana, decidí dejarlo, y sabía que algún día debería evocarla para saber si ese abandono fue un acto de valentía o de cobardía. Creo que se puede descifrar lo que soy a través de cada uno de los personajes... sin excluir al director.


Los correccionales en Francia en 1949

«Situar la película en esa fecha no es casual. Después de la guerra se constituyeron los famosos centros de reinserción llamados comúnmente correccionales. En esa misma época se creó en Francia la Protección Judicial de la Juventud (PJJ), que confirió a los niños de un estatuto jurídico distinto del de los adultos. Eran los comienzos de una especie de psiquiatría infantil oficial, con todos los errores que eso lleva consigo. Por ejemplo, se definían perfiles psicológicos con una preocupación, que se pretendía loable, de observación; métodos que evoco en la película y que ahora nos parecen lamentables. El final de los años cuarenta es una época traumatizada: se acababa de salir de la guerra y, como en todos los períodos de crisis, los padres tenían otras prioridades que la educación de los hijos. En ningún momento se nos ocurrió adaptar la historia a nuestra época: en primer lugar habría que abordar el universo de las ciudades, de la reinserción, de la integración, de la delincuencia, y además, hoy Clément Mathieu sería un educador con otras prioridades: no tendría nada en común con un profesor de música de los años cincuenta». Barratier


Pierre Morhange

Pépinot

Los niños

«Desde el principio tuve claro que el papel del solista fuera para un verdadero cantante. Sabía que sería muy difícil encontrarlo, pero tuve una suerte enorme: en nuestro viaje por Francia buscando a los mejores coros para elegir al que tenía que grabar la banda sonora original de la película, descubrimos al joven Jean-Baptiste Maunier, solista de los Petits Chanteurs de Saint Marc en Lyón. Su voz es excepcional y muy conmovedora, y como sus pruebas para el papel fueron concluyentes, ni lo dudé. Para el resto del coro, yo no quería a jóvenes actores profesionales porque me gusta la parte de juego que hay en los niños y que se escapa de la sistematización. Buscamos a los niños en los mismos lugares de rodaje de Auvernia. Tras la audición de más de dos mil niños, pude distribuir los papeles y descubrí entre ellos auténticos actores. Tan sólo los parisienses Théodule Carré Cassaigne y Thomas Blumenthal tenían alguna experiencia como actores y logré que se integraran sin problemas con los chicos de la zona. En cuanto a Maxence Perrin, el hijo de Jacques, su papel de Pépinot es su primera experiencia interpretativa». Barratier


Sugerencias didácticas

La película Los chicos del coro es muy rica para abrir un debate en el aula

 El correccional


Su nombre: ¿Qué te sugiere «El fondo del estanque»?

Su aislamiento: la verja. La lejanía del pueblo.

La casona. Sus instalaciones

 La actitud del director


Comenta la frase de Rachin, el director, que representa una forma de ver la vida y la educación, al reconocer su error tras castigar a un inocente:

«Si hoy no es culpable, lo habría sido mañana. Esa gente no tiene remedio»

«Observe la bondad natural de nuestros internos», (ironizó después de que el viejo Maxence ha sido herido)

Expresa alguna característica más del director, su forma de actuar, su sentido de la disciplina. Su trato sumiso con la autoridad. Su trato prepotente con educadores e internos.

 La mirada de Mathieu


Le dice a Chabert, el profesor de gimnasia que terminará siendo su aliado, «Usted ve mal por todas partes»

Comentar la figura de Mathieu. Por qué está en el internado. Su fracaso. Su éxito.

Comenta la frase: «No cantan bien, pero cantan. Incluso en algunos buenas voces. Realmente no se decir que no se puede hacer nada con ellos. Yo que pensé olvidarme de la música para siempre. Jamás digas jamás. Siempre hay cosas que intentar».

 El método disciplinario y educativo


Qué te parece el método disciplinario del internado: El principio acción-reacción. Sus ventajas e inconvenientes si las ves.

 ¿Hay otros caminos posibles?

¿Crees que los internos también aplican el mismo principio? ¿Cuándo? Cita algún momento o situación.

 El método educativo de Mathieu


Has observado la estrategia que ha seguido Mathieu para iniciar a los niños en la educación.

El coro. Dificultades con el director. Dificultades con los niños.

Éxito con los niños. ¿Cómo actúa para lograrlo?

El coro como proyecto común

Las relaciones entre los niños. Las de los niños el resto de los educadores y cuidadores.


Comenta esta escena:

Después de que Lequerrec ha sido descubierto como responsable de la caída que ha sufrido el Sr. Maxence.

Lequerrec: Piedad, señor.

Mathieu: Ha tenido usted piedad por el que está en su lugar. Y por el pobre Maxence. No quería hacerle daño. Sólo era una broma.

Mathieu: ¿Una broma? Escucha, llegaremos a un acuerdo. Le has hecho mucho daño al señor Maxence. No te voy a llevar ante el director, pero te voy a castigar de todas las maneras. A partir de ahora en vez de hacer el tonto en el recreo trabajarás en la enfermería. Vas a ser el enfermero del sr. Maxence, vas a cuidar de él hasta que se cure. ¿Estás de acuerdo?


Comenta estas secuencias:


  (Comienzo de la película)

Mathieu: ¿Qué haces ahí?

Pepinot: Espero el sábado

Mathieu ¿Por qué?

Papinot: Mi papá vendrá a buscarme.

Mathieu: Pero hoy no es sábado

 (Final de la película)

Morhange: Pepinot tenía razón, el día en que Mathieu fue despedido era sábado.

 ¿Cuál es el papel de Mathieu como sustituto del padre de los niños? Pepinot espera encontrase con su padre todos los sábados, y por fin un sábado se encontró con un padre adoptivo.


La escena final de la película

Mathieu (en off) Sentí una bocanada de alegría y optimismo. Se lo habría gritado al mundo entero. ¿Pero quién habría escuchado? A mí de cuya existencia nadie sabía. El gran artista iba a recuperar su condición de hombre. Me llamo Climent Mathieu, músico fracasado, vigilante en paro.

Morhange: Climent Mathieu siguió enseñando música hasta el final de sus días. Sin intentar darse a conocer. Todo lo que hacía se lo quedaba para él. ¿Para él? No, no sólo para él

 Comenta los personajes de Pepinot y Pierre como adultos.

  • ¿qué les ha dado Mathieu?

  • ¿Cuál es su reconocimiento?

  • ¿Por qué dicen que no sólo para él?

©Enrique Martínez-Salanova Sánchez
Free counter and web stats