Utilizar el periódico en el aula

Son textos contenidos en el libro de 1999, «El periódico en las aulas. Análisis, producción e investigación». editado en Huelva por el Grupo Comunicar.

© Enrique Martínez-Salanova Sánchez

La prensa escrita, el periódico -ya sea en papel o digital- es un instrumento necesario para el aprendizaje en las aulas

VOLVER A «EL PERIÓDICO EN LAS AULAS»



Aula creativa/Home/Cine y educación/Metodología didáctica/Periódico en las aulas/El puntero de don Honorato

Aprender de cine/Temas de educación en el cine/Grandes temas en el cine/Cosas de cine/Unidades didácticas/Figuras de cine/Haciendo cine

Autor/Mapa del sitio/Bibliografía/Enlaces/Glosario de cine


Documento:

El periódico facilita el aprendizaje

Guía didáctica:

Esto es un periódico


 

Documento

El periódico facilita el aprendizaje de los procesos de trabajo

Como en todo acto didáctico, al profesorado le debe preocupar más el aprendizaje de los procesos que los mismos resultados. En otras palabras, es más importante que el alumno desarrolle sus capacidades de redacción, de investigación, de cálculo, de búsqueda, de creación, de análisis o de síntesis, que no el que elabore productos perfectos.

 El periódico hace posible de manera asequible la enseñanza activa

En muchas ocasiones, los periódicos escolares se reducen a actividades realizadas por los mismos profesores. Se logran así resultados prodigiosos de cara a la galería, bien construidos, pero que no responden a la elaboración de los alumnos, y con los cuales se aprende poco o nada.

Si los alumnos, mejor en grupo, se ven en situación de tener que realizar un periódico, van a tener la posibilidad de integrar en él todos sus conocimientos, y a partir de ellos relacionarse con una gran variedad de contenidos de sus programas empleando para ello una amplia gama de actividades.

 En un periódico tienen cabida todos los elementos del currículum

En un periódico se aplican conocimientos, habilidades y comportamientos de lengua, ciencias, plástica y dibujo, estética, cálculo, medidas, composición de espacios y de tiempos, técnicas de investigación y relación con el entorno, historia y política, etc., todo ello a partir de actividades de interrelación personal y en grupo, entrevistas y contactos, búsqueda de información, planificación y organización y acercamiento a la realidad local, nacional e internacional.

Ninguna duda cabe de que un periódico, de la misma manera que otros medios de comunicación, permite en todo momento aplicar los ingredientes y contenidos de que consta un programa curricular en cualquiera de sus niveles.

 El periódico es elemento integrador de la comunicación

Un periódico es un elemento integrador de la comunicación, y como tal puede ser utilizado en las aulas de todos los niveles. En los últimos años se ha empleado mucho en clases y sesiones de lenguaje y un poco en otras áreas, sobre todo en las ligadas a ciencias sociales y de la naturaleza. Es escasa la utilización que se ha hecho del periódico en cálculo y matemáticas en general, aunque en este momento hay profesores que están trabajando al respecto obteniendo resultados muy satisfactorios.

 El periódico es algo más que una actividad de clase

Desde siempre se han realizado periódicos escolares, muy interesantes en su confección, pero que infrecuentemente han respondido a objetivos didácticos, convirtiéndose más bien en simples actividades de clase, o elaborándose con motivo de una festividad, o de cara a la galería, dando como resultado final periódicos que son más de los profesores que de los alumnos.

 El periódico hace posible conseguir objetivos difíciles

Lo fundamental es que el periódico, al ser un instrumento de trabajo de gran amplitud y diversificación, y que dispone de procesos de fabricación muy definidos, nos puede servir como instrumento didáctico privilegiado para conseguir a través y a partir de él objetivos que sería imposible o muy difícil lograr con otros medios. El periódico escolar puede llegar a ser, por ejemplo, uno de los vehículos más idóneos para conseguir el razonamiento integrador de los alumnos.

 El periódico informa sobre resultados del trabajo de clase

No siempre es fácil resumir resultados de trabajos integradores en el aula, ni dar a conocer a los demás lo que allí se hace, ni dejar constancia clara y efectiva a los alumnos de sus esfuerzos en determinada actividad o tema. El periódico, que fundamentalmente es instrumento de información, es uno de los elementos más adecuados para ello. Cuando los alumnos ven en sus manos un periódico realizado por ellos mismos y sus compañeros, ven reforzado su esfuerzo de manera eficaz, interiorizando su propio aprendizaje y dando suma importancia al camino o proceso que les ha llevado al resultado final. De esta forma, el periódico escolar se convierte, de cara a la evaluación y revisión de los procesos de aprendizaje, en elemento insustituible de trabajo.

 El periódico ayuda a integrar las enseñanzas

La realización de un periódico, dada su complejidad, da respuesta didáctica a multitud de áreas, temas y actividades, así como a elementos de aprendizaje difíciles de lograr de otra forma. El trabajo en común, la interrelación personal, la búsqueda de datos, la investigación y otros muchos aspectos se hacen posibles en el aula a través de la elaboración del periódico. En un periódico, por otra parte, todo tiene cabida, y además estructura creativamente multitud de actividades diversas, que confluyen en un todo común, integrado y de valor unitario.

 El periódico motiva hacia el aprendizaje

Realizar un periódico es entretenido y dinámico. Es una situación que motiva a los alumnos hacia la actividad. Los resultados obtenidos, además, refuerzan de manera considerable el interés por el aprendizaje y sus procesos, como son la investigación, la búsqueda de información, la estética, la composición y el desarrollo de la plástica y la imagen.

El periódico orienta hacia un método de trabajo

Un periódico tiene un proceso determinado de trabajo que hay que seguir. Pasa por una etapa de intereses: ¿qué es lo que se pretende?, ¿qué queremos decir o manifestar?; por una etapa de planificación: elegir los medios, las personas, la organización, los recursos, decidir dónde y cómo se consigue la información, etc.; por una etapa de búsqueda de información, en la que se recogen los datos, se realizan las entrevistas, se hacen los dibujos y las fotografías, etc.; por una etapa de diagramación, en la que se estructura el periódico, se asignan los espacios, se deciden los titulares y la presentación, etc.; y por una etapa de montaje, en la que se realiza la matriz del periódico. Finalmente, la fase de impresión, según el medio con que se cuente; la fase de distribución, que es de vital importancia que realicen los propios alumnos y la fase de revisión y evaluación de todo lo anterior, sin la cual, en las aulas, nada tendría sentido.

El periódico orienta hacia la investigación

Para hacer el periódico es imprescindible planificar, saber lo que se quiere,  buscar datos y cotejarlos, confirmar supuestos y posibilidades, redactar y corregir, comparar y describir, y finalmente presentar el trabajo realizado. Son las mismas fases, salvando las diferencias de procedimiento, que las de cualquier otro proceso de investigación.

El periódico sirve como instrumento de evaluación

Desde el momento en que un periódico escolar ha salido a luz, todo el mundo lo puede apreciar y juzgar. Si allí se ha reflejado de forma adecuada el trabajo realizado en el aula, la publicación se convierte en escaparate de las actividades, puede dar lugar a críticas y sugerencias y sirve de base a la revisión de todos los procesos de aprendizaje y por supuesto del mismo periódico.

 

 

 

Guía didáctica

¡Esto es un periódico!

 

Objetivo general

Descubrir a partir de la manipulación de diarios y revistas que cada uno de ellos es un todo unitario, con unas características propias y una coherencia determinada, a pesar de la diversidad de elementos que lo componen.

 Actividades

Actividad 1. Manipular variedad de periódicos y revistas

Los profesores presentan variedad de periódicos y revistas atrasados. Por lo menos uno por cada alumno.

Diferenciar periódicos y revistas.

Los alumnos deben dedicar un buen rato a manipularlos, revisarlos y comentarlos.

Los profesores prestarán atención a los comentarios y orientarán hacia elementos más difíciles de apreciar.

 

Actividad 2. Comentar los elementos más importantes

El profesor pregunta sobre diferencias entre periódico y revista.

Se hacen comentarios sobre ellos: ¿para qué sirven?, ¿quién los lee más?, ¿qué les llama más la atención?, etc.

Se identifican elementos diversos:

Textos, fotografías, anuncios, noticias, etc.

Se escribe el resumen en la pizarra.

 

Actividad 3. Reflexionar sobre la importancia del periódico

Individualmente cada alumno reflexiona sobre preguntas que se les ha hecho.

Se trabaja en grupos expresando individualmente la opinión. El grupo elabora una síntesis para la puesta en común.

Puesta en común.

Los profesores orientan sobre el sentido unitario del periódico, haciendo ver que cada uno tiene un estilo diferente, una forma de expresión y un modo de presentación.

 

Actividad 4. Síntesis y evaluación

Para el cuaderno del reportero

Cada alumno deja constancia escrita de sus propias conclusiones, con el fin de utilizarlas cuando en el aula se realice un periódico.

La síntesis del grupo queda archivada a la vista, en un tablero de corcho o similar.

 

 

©Enrique Martínez-Salanova Sánchez

 

Free counter and web stats