La Química Sostenible puede considerarse como una filosofía de trabajo en la investigación, desarrollo y producción de sustancias químicas.

La premisa fundamental que define dicha filosofía es la siguiente: el diseño de productos y procesos debe realizarse de tal forma que se reduzcan el uso y la producción de sustancias peligrosas así como el consumo energético.

 

Estos objetivos pueden detallarse con más concreción en los denominados Doce Principios de la Química Sostenible (Anastas, P. T.; Warner, J. C.; Green Chemistry: Theory and Practice, Oxford University Press: New York, 1998). Como se deduce de ellos, la PREVENCIÓN juega un papel fundamental en la Química Sostenible; es precisamente esta idea la que ha conducido al lema del CIQSO: SIMPLEMENTE PREVENIR.

1. Prevención

Es preferible prevenir la creación de residuos que tratarlos una vez creados.

 

2. Economía atómica

Deben desarrollarse métodos de síntesis que conduzcan a la incorporación de todos los materiales de partida en el producto final.

 

3. Métodos de síntesis menos peligrosos

Debe tenderse a usar y/o producir sustancias con la menor toxicidad posible.

 

4. Diseño de productos más seguros

Deben diseñarse productos que realicen su función con una baja toxicidad.

 

5. Uso de disolventes y auxiliares más seguros

Debe minimizarse el empleo de sustancias auxiliares en la síntesis (disolventes, agentes de separación, etc), o emplear los que sean menos tóxicos.

 

6. Eficiencia energética

Los costes energéticos de los procesos químicos deben ser evaluados y minimizados, prefiriéndose procesos que operen a presión y temperatura ambientales.

7. Uso de materias primas renovables

El empleo de materias primas renovables es altamente deseable.

 

8. Reducción de derivados

La derivatización de productos (uso de agentes protectores) debe minimizarse o eliminarse pues suponen la generación de residuos.

 

9. Catálisis

Se prefieren procesos catalíticos (y preferentemente selectivos) sobre procesos estequiométricos.

 

10. Diseño de productos degradables

El diseño de productos debería contemplar una degradación inocua para el medio ambiente.

 

11. Análisis en tiempo real para la prevención de la contaminación

Se precisan metodologías de análisis para la obtención de datos en tiempo real de concentraciones de sustancias peligrosas.

 

12. Productos más seguros para la prevención de accidentes.

Las sustancias (composición, estado) deben elegirse de tal forma que se minimice el riesgo de posibles accidentes, incluyendo fugas, explosiones o incendios.

Centro de Investigación en Química Sostenible (CIQSO)

Edificio Robert H Grubbs, Campus de El Carmen

Universidad de Huelva

21007 Huelva