Error in function saveImage: Could not save the output file '/www/vic.investigacion/ucc/images/hl/180812elespectador_thumb_medium170_116.jpg' as a jpeg.

El grupo de investigación ‘Atmospheric Pollution’ de la Universidad de Huelva describió por primera vez las fuentes de la contaminación del aire en Bogotá

Concentración anual de contaminantes en Bogotá casi duplica el límite de la OMS. El principal contaminante son las partículas de carbono, asociadas a emisiones vehiculares o fuentes de combustión industrial.

 

 

La contaminación en Bogotá provocó a finales del pasado mes de julio una reacción del Ministerio de Ambiente, que le pidió a la Alcaldía de la ciudad que adopte medidas para mejorar la calidad del aire que respiran sus ciudadanos y consideró que las licitaciones de su transporte público son una oportunidad única para reducir las emisiones de contaminantes.

 

El Ministerio se pronunció luego de la divulgación de un informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) donde se menciona que la capital colombiana tiene algunas de las zonas con la peor calidad del aire del país junto con otros puntos en Medellín, según los resultados de las estaciones que miden la concentración de los contaminantes en su territorio.

 

Frente a la problemática, un reciente estudio halló las causas de la contaminación del aire que respiran los habitantes de la capital colombiana y las zonas de la ciudad más afectadas.

 

El grupo de investigación ‘Atmospheric Pollution’ de la Universidad de Huelva (España) describió por primera vez las fuentes de la contaminación del aire en Bogotá. Detalló, además, los sitios que los capitalinos deberían evitar para no quedar expuestos a los componentes dañinos que circulan en el ambiente.

 

Omar Ramírez, investigador principal del estudio y del departamento Civil y Ambiental de la Universidad de la Costa (en Barranquilla) le explicó a la Agencia Anadolu el proceso investigativo: durante un año se tomaron muestras diarias de partículas suspendidas contaminadas con el potencial de ingresar al cuerpo humano por vía respiratoria, las denominadas partículas PM10 y se analizó su composición química. Fue un ejercicio que calificó como novedoso al identificar las principales fuentes de donde provienen las partículas PM10.

 

Uno de los hallazgos del estudio fue que la concentración promedio anual del PM10 en Bogotá fue de 38 ug/m3 (microgramo/metro cúbico), que es casi dos veces el límite máximo recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 20 ug/m3.

 

De acuerdo al investigador y su trabajo, el principal componente químico del PM10 en la capital colombiana son las partículas de carbono que se asociaron con incendios forestales, las fuentes de combustión industrial y las emisiones vehiculares a gasolina y diésel.

 

“Dentro de estas últimas sobresalieron los miles de camiones y buses que llegaban y salían de la terminal de transporte y la plaza de mercado mayorista Corabastos, al occidente de la ciudad”, mencionó Ramírez, para quien la fuente que más expone a la población a contaminantes atmosféricos es “el tráfico vehicular”, debido a que su distancia con el receptor es muy corta.

 

Ramírez añadió que la erosión del suelo, el deterioro del pavimento, la resuspensión del polvo vial, así como actividades de construcción y canteras también contaminan el aire bogotano.

 

Las zonas más contaminadas de Bogotá quedaron expuestas en el estudio. Ramírez afirmó que se localizan al suroccidente de la ciudad, donde se concentran actividades industriales, se presentan vías en mal estado o sin pavimentar y donde transitan buses, volquetas y camiones de carga pesada a diésel sin ningún sistema de control de sus emisiones.

 

Más información: web link

 

Fuente: El Espectador

 

Edición:  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesita activar JavaScript para poder verla