¡Y hay tantas historias que contar, demasiadas, tal exceso de vidas acontecimientos milagros lugares rumores entrelazados, una mescolanza tan densa de lo improbable y lo mundano! He sido un devorador de vidas y, para conocerme, solo para conocer la mía, tendréis que devorar también todo el resto.
                                                                   (S. Rushdie, Hijos de la media noche)

La editorial Sial Pigmalion acaba de publicar su segunda novela, No somos flacas mujeres, basada en la vida real de Inés de Santa Cruz y Catalina de Ledesma, protagonistas de una apasionada historia de amor que causó verdadero escándalo en la Castilla de principios del siglo XVII. Un legajo del Archivo de Simancas conserva la transcripción de los tres juicios en los que tuvieron que afrontar la declaración bajo tortura, las penas de azotes, la cárcel y el destierro.

En el año 2013, la editorial Renacimiento publicó su primera novela, Berlín/Sevilla. Punto de fuga, una novela biográfico-familiar sobre una familia hispano-alemana durante cuatro generaciones. Algunos años antes, había publicado una colección de poemas, Semejante a la dicha (1996, Fundación Odón Betanzos).

Hay tantas historias que contar

Miguel Ángel Márquez