Las madres del bien morir del Hospital de las Cinco Llagas de Sevilla en el Antiguo Régimen

Paula Ermila Rivasplata Varillas

Resumen


Después del Concilio de Trento, el morir y el purgatorio cobraron gran importancia en la vida de los católicos. En instituciones regidas por la Iglesia como el hospital de las Cinco Llagas de Sevilla surgieron otras personas que ayudaban a los curas a bien morir. Se trataba de la “madre agonizante” que se encargaba de ayudar a las moribundas a morir en paz que ejecutaba desde que el médico o cirujano ordenaba administrar el Santo Óleo de la extremaunción. Estas madres debían saber leer para estimular y exhortar a las que se hallasen en este estado con algunas invocaciones u oraciones. Tampoco, estas mujeres se podían apartar de la cabecera de la enferma de día ni de noche, siguiendo las órdenes de su jefa inmediata, la madre mayor. Una vez que la moribunda fallecía, se encargaba de ayudar a amortajarla y guardar en un cofre las pertenencias de las agonizantes. 


Palabras clave


Sevilla; Hospital de las Cinco Llagas; madre del bien morir; Antiguo Régimen; muerte;

Texto completo:

PDF           Cómo citar un elemento


DOI: http://dx.doi.org/10.33776/erebea.v0i4.2498 ';



 


e-ISSN:2530-8254   -   ISSN: 0214-0691

Entidad editoraUniversidad de Huelva. Servicio de Publicaciones.

Licencia de uso: Creative Commons 4.0