Disidentes y refugiados en una ciudad tradicional de la Edad Moderna: Santiago de Compostela

Ofelia Rey Castelao

Resumen


 Compostela es conocida como el final del Camino de Santiago, pero era también, en la Edad Moderna, la capital de provincia civil y eclesiástica, sede del tribunal de la Inquisición de Galicia y de una Universidad.

Su existencia tranquila era alterada por la presencia de forasteros, peregrinos y viajeros. Bajo apariencia de peregrinos llegaban disidentes religiosos en sus países de origen, “herejes” de diferentes confesiones religiosas que buscaban convertirse al catolicismo, y también numerosos refugiados católicos irlandeses, que huían de un poder protestante. Este artículo estudia su acogida por las instituciones eclesiásticas y la vigilancia por parte de la Inquisición.


Palabras clave


Santiago de Compostela; peregrinación; protestantes; católicos; irlandeses.

Texto completo:

PDF EPUB           Cómo citar un elemento


DOI: http://dx.doi.org/10.33776/erebea.v7i0.3291 ';



 


e-ISSN:2530-8254   -   ISSN: 0214-0691

Entidad editoraUniversidad de Huelva. Servicio de Publicaciones.

Licencia de uso: Creative Commons 4.0