EL MAESTRO DE EDUCACIÓN FÍSICA EDUCANDO EMOCIONES EN UN CENTRO MARGINAL

Antonio Jesús Casimiro Andújar, Ramón Espinoza, Carlos Mateo Sánchez, José Antonio Sande Martínez

Resumen


El profesor de Educación Física debe contribuir a la educación integral de sus alumnos, favoreciendo que se conozcan y auto-gestionen los factores que le ayuden a encontrar un estilo de vida saludable y el equilibrio psico-físico-emocional. En esto se basa nuestra propuesta, en un proceso de tutorización a través de juegos cooperativos entre alumnos de diferentes edades dentro del marco escolar.Utilizamos el juego motriz como vehículo de desarrollo integral, para conseguir que los niños identifiquen sus emociones y las de los demás, al tiempo de desarrollar habilidades que les permitan regular estas emociones para una mejor convivencia y el comportamiento pacífico.El caso que planteamos se centra en un colegio de Almería, CEIP El Puche, un centro con mayoría de alumnado inmigrante, principalmente magrebí, que conviven en el barrio con una minoría gitana. Las diferencias sociales y culturales, los problemas económicos, familias desestructuradas, etc., provocan frecuentes problemas en la convivencia del centro y del barrio.Según los resultados cualitativos de nuestra experiencia docente, aseguramos que el proceso de tutorización garantiza el desarrollo emocional, la asimilación de valores democráticos y sociales, y la adquisición de competencias y capacidades para desenvolverse de forma autónoma en sus momentos de ocio.

Palabras clave


Educación emocional; educación física; tutorización de juegos

Texto completo:

PDF           Cómo citar un elemento


DOI: http://dx.doi.org/10.33776/remo.v0i1.2266





I.S.S.N.: 2341-1473

Entidad editoraUniversidad de Huelva. Servicio de Publicaciones.

Licencia de uso: Creative Commons 4.0