microscopio2

¿Por qué este curso máster?

Las enfermedades autoinmunes se producen por un mal funcionamiento del sistema inmunológico, el cual acaba produciendo una agresión al propio organismo. Ha existido un enorme avance en relación al conocimiento de estas enfermedades en los últimos 30 años, lo que ha permitido mejorar en su diagnóstico y las opciones de tratamiento. La mejoría de la supervivencia que inherentemente se ha producido, ha transformado a este grupo de enfermedades, de alta tasa de mortalidad en décadas pasadas, en crónicas y recidivantes. En este nuevo escenario, se establecen nuevos objetivos en el manejo de los pacientes, como son el intentar evitar el daño orgánico acumulado por la actividad de la enfermedad, controlar el riesgo cardiovascular y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Esta calidad de vida se puede ver inexorablemente mermada debido a los síntomas de la enfermedad, la interferencia que ésta produce con la vida diaria o laboral y las discapacidades que surgen a través del deterioro orgánico crónico. El estricto control de los factores de riesgo cardiovascular surge también como objetivo emergente dado el incremento del riesgo que de por sí producen estas enfermedades, lo que se traduce en una aumento de mortalidad por esta causa.

La mejoría de las opciones terapéuticas también ha añadido riesgos para estos pacientes. El uso de fármacos que controlan el sistema inmunológico a su vez conlleva un aumento de riesgo de infecciones, neoplasias, osteoporosis y alteraciones metabólicas, entre otras. Gracias al mejor conocimiento de la patogenia de estas enfermedades, que ha permitido establecer nuevas dianas terapéuticas y al avance de la biotecnología e ingeniería genética, se han venido desarrollando nuevos fármacos denominados biológicos. Este nuevo grupo terapéutico son anticuerpos y proteínas recombinantes que bloquean las vías patogénicas de las diversas enfermedades. Su mayor selectividad ha permitido una mayor eficacia terapéutica y una disminución de efectos secundarios sobre inmunosupresores clásicos. Sin embargo estos fármacos se encuentran aún en muchos casos en investigación sobre su eficacia y seguridad en determinadas patologías a corto y largo plazo. Todo ello asociado a su elevado coste, implica que se debe tener un máximo y actualizado nivel de conocimiento para el uso eficiente y seguro de esta opción terapéutica.

La mejoría en el diagnóstico y pronóstico de las enfermedades autoinmunes, ha conllevado un incremento de la prevalencia de estos pacientes que podría llegar al 20% de la población según datos del National Institutes of Health de EEUU. Este nuevo escenario con un incremento en el número de pacientes con una patología compleja, con continuos avances en el campo diagnóstico y terapéutico, exige que existan profesionales de diversas especialidades médicas, con alta cualificación en el su conocimiento y manejo. La importancia en ser experto en enfermedades autoinmunes implica también a la investigación en este campo, y que debe abarcar desde las ciencias básicas -como la genética y la inmunología- hasta la práctica clínica diaria.

Adecuación del Título Propio al nivel formativo de postgrado y relación con las enseñanzas oficiales de postgrado

Es cierto que las competencias para el abordaje clínico en estas enfermedades se adquieren parcialmente en los programas de formación especializada (MIR), al formar parte del temario docente de algunas de ellas, sobre todo Reumatología y Medicina Interna (y de forma más reducida o parcelar en el de otras especialidades médicas y en el de Dermatología y Oftalmología, en estas dos últimas por ser la piel y los ojos frecuentes órganos diana de las enfermedades autoinmunes). Resultado de ello es que los pacientes que padecen algunas de estas enfermedades suelen ser atendidos por diversos especialistas, según el órgano o tejido afecto (o más gravemente afecto), por lo que muchas veces existe una fragmentación de su asistencia clínica y el propio paciente se queja de que no tiene un profesional de referencia, que sea “su médico” durante todo el devenir de su enfermedad.

Una respuesta de los profesionales y de las organizaciones asistenciales ha sido la creación de Unidades Monográficas, habitualmente en los centros de mayor capacidad y complejidad (hospitales de especialidades y de referencia regional) constituidas por equipos multidisciplinares –las menos- o por facultativos que han orientado su actividad profesional a estas patologías, y se han ido formando y subespecializando con un esfuerzo personal importante, no siempre reconocido por la estructura ni los superiores jerárquicos. Y es que uno de los hándicaps con los que se han encontrado estos profesionales es que hasta hace poco tiempo no había opciones de formación específica y de alto nivel en enfermedades autoinmunes, y menos con reconocimiento académico ni titulación específica.

Una nueva oportunidad de desarrollo competencial en áreas específicas, como la de las Enfermedades Autoinmunes, se produce con la promulgación en el año 2003 de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias, que contempla una alternativa y complemento a las especialidades médicas reconocidas, a las que denomina “Áreas de Capacitación Específica”.

No existe aún un programa específico en Enfermedades Autoinmunes, con abordaje multidisciplinar y que a la vez capacite para una atención integral de los pacientes afectos de alguna de estas enfermedades. Sin embargo hay que reconocer que los especialistas en Medicina Interna y en Reumatología –las dos especialidades clínicas más implicadas en la atención a estos problemas de salud- han ido integrándose en Grupos Multidisciplinares y en Asociaciones Científicas que intentan aunar esfuerzos, mejorar sus competencias y hacerse oír ante la Administración para ser reconocidos –ellos mismos y las unidades funcionales en las que trabajan- como clínicos expertos y centros acreditados.

Hasta la fecha han existido muy pocas opciones de formación académica de alto nivel en esta materia. En España ha sido pionera la Universidad de Barcelona (UB), que desde hace varios años viene impartiendo el Máster Universitario en Competencias Médicas Avanzadas: Enfermedades Autoinmunes, dirigido por el profesor Ricard Cervera Segura. Sin restarle valor académico a este prestigioso curso, tiene el inconveniente de requerir un importante número de sesiones presenciales, en el propio campus de la UB, lo que sin duda constituye una barrera para muchos profesionales que no residen en Barcelona o que simplemente no pueden desplazarse reiteradamente a lo largo de un año por encontrase trabajando.

En el máster que ahora presenta la Universidad de Huelva, la docencia se llevará a cabo -con carácter casi exclusivo- de forma no presencial, a través de una plataforma virtual de aprendizaje (metodología e-learning), en la que ya tiene una amplia experiencia el Departamento de Biología Ambiental y Salud Pública; creemos que esta fórmula tiene la ventaja de una mayor facilidad de acceso y seguimiento del curso por parte del alumnado. Por otra parte, se ha previsto descentralizar las actividades prácticas (y las escasas sesiones presenciales obligatorias) en las diferentes Unidades de Enfermedades Autoinmunes de cuatro hospitales públicos de Andalucía (Huelva, Sevilla, Granada y Málaga) y en el centro de investigación integrado en el C.S.I.C. “Instituto López Neyra” (Granada), lo que sin duda permitirá su realización a los alumnos, la mayoría de los cuales serán profesionales con actividad laboral como médicos especialistas o como MIR en periodo de formación especializada, residentes en las distintas provincias andaluzas.

En resumen, el Máster de Enfermedades Autoinmunes, como titulación propia de la Universidad de Huelva, ofrecerá formación avanzada, con una visión integral y multidisciplinar, sobre las enfermedades autoinmunes, dirigido a profesionales interesados o relacionados con el manejo de estas enfermedades, y que aspiren en un futuro a acceder al Diploma de Área de Capacitación Específica, en caso de que se reconociera como tal.
 

Preguntas más frecuentes

¿Quién lo organiza?
¿Quién puede matricularse en el máster?
¿Cuáles son los objetivos docentes?
¿Cuál es el Plan de Estudios?
¿Qué profesorado dirige e imparte el máster?
¿Cuál será la metodología docente del máster?
¿En qué consistirán las evaluaciones y qué se requiere para obtener la maestría?
¿En qué consistirán las actividades “a distancia”?
¿En qué consistirán las actividades “presenciales”?
¿Cuál será el calendario docente?