“Lo de Marga”

23. noviembre 2012 | Por | Categoria: Destacado, Hablamos de...

Hoy os  hablamos de Marga Gil Roësset (1908-1932), escultora e ilustradora española unida a la vida de Juan Ramón Jiménez de una manera muy trágica, pues se quitó la vida al no ver correspondido su amor por el poeta. Marga tenía entonces 24 años, y Juan Ramón 50.

Su obra permaneció oculta durante mucho tiempo, hasta que una exposición en el año 2001 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y numerosos artículos en prensa (ABC Cultural 1997 ) rescataron del anonimato a esta artista quedando para la inmortalidad, tanto sus esculturas (aunque la mayor parte las destruyó ella misma justo antes del suicidio), como sus acuarelas y dibujos en tinta china.

La Fundación Juan Ramón Jiménez, en Moguer, ha inaugurado recientemente en la Casa Museo una exposición sobre la escultora Marga Gil Roësset.

Marga Gil, como escultora, fue aceptada en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes de 1930 y de 1932 y fue autodidacta. Su mejor pieza escultórica fue precisamente el busto que realizó de Zenobia Camprubí. Como ilustradora compaginó modernismo y simbolismo, ilustrando los cuentos que escribió su hermana Consuelo. Póstumo se publicó, en 1933, un libro de canciones con texto en francés y español de su hermana Consuelo, música de su cuñado, José María Franco y tres ilustraciones suyas, una de las cuales guarda gran parecido con el personaje El principito que haría famoso a Antoine de Saint-Exúpery.

Pero volvamos a Juan Ramón Jiménez.  Fue en un recital de ópera cuando Marga y el matrimonio Juan Ramón – Zenobia fueron presentados por la austríaca Olga Bauer-Pilecka y, a partir de este momento, ella se ilusionó con esculpir los bustos de ellos. A Zenobia ya la conocía y la admiraba por las traducciones de Tagore, y de Juan Ramón se enamoró locamente.
Cuando Juan Ramón la rechazó, optó por el suicidio. Antes, acudió a la casa del poeta para legarle su diario, en el que había escrito la noche anterior: “En la muerte, ya nada me separa de ti, sólo la muerte, sólo la muerte sola“. Tras esto, se dirigió a la residencia de un tio suyo en Las Rozas (Madrid), donde dejó tres cartas: a Zenobia, a su hermana Consuelo y a sus padres, y allí, con un revólver de su abuelo se pegó un tiro en la cabeza.

Juan Ramón Jiménez quedó impresionado por este hecho. Y en su casa de Puerto Rico, en un sobre cerrado con el epígrafe “Lo de Marga” se encontraron varios poemas (“Tu sufrimiento, muerta tú,/ se ha quedado expandido sobre mí, / como el rojo del sol…”), y algunos textos como éste que podéis encontrar en su obra Españoles de tres mundos :

“Yo me había imajinado que Marga era rubia, como Consuelo, su hermana mayor y creí entreverla así en la penumbra carminienta de un palco, una mañana de concierto. Aquella tarde Marga era, y era morena pálida, de verdoso alabastro, con ojos hermosos grises, y pelo liso castaño. Sentada tenía una actitud de enerjía, brazos musculosos, morenos, heridos siempre de su oficio duro. Y al mismo tiempo ¡tan frágil! Llevaba el alma fuera, el cuerpo dentro. Le dije al momento: “Amarga. Persa. Fuerte, viril”.

Mas información:
- La comisaria de la primera exposición que se hizo sobre Marga, Ana Serrano, mantiene este sitio web muy documentado: Marga Gil Roësset
- En la biblioteca tenemos numerosas obras de Juan Ramón Jiménez
- Puedes consultar también en la biblioteca el libro Amarga luz , escrito por Marga Clark, sobrina de la escultora, que hace una la versión novelizada de la vida de Marga
- Interesante el poema de Benjamín Prado “Marga Gil en la isla”, que podrás encontrar en su libro Ecuador.

 

Imagen: http://bit.ly/ShUuEg

Archivado en: , , ,

4 Comments to ““Lo de Marga””

  1. Rafi dice:

    Muy interesante la entrada. ¡Enhorabuena a mis compañeros que están trabajando en el blog!.

  2. Lo cierto es que nunca había escuchado esta historia. Es impresionante.
    Gracias por ampliar, a través de vuestro blog, el conocimiento que podemos tener sobre Juan Ramón Jiménez, más allá del poeta. Como hombre tuvo que ser una experiencia impresionante. Y también para Zenobia.
    L’amour!!!.
    Buscaré sobre la obra de Marga Gil.
    Si queréis colaborar en el blog de nuestra Web seréis bien venidos.
    Un saludo.

Deja un comentario