El hombre que nunca existió

14. marzo 2013 | Por | Categoria: BUHInforma, Destacado

En la Sección de Mediateca de la BUH puedes consultar una pequeña exposición de películas bajo el título:  “Entreguerras: Las dos grandes guerras en el cine”.  Al final de este post os reseñamos el listado de pelis que podéis encontrar, pero creemos que merece la pena recordar, al hilo de esta exposición, la historia de “El hombre que nunca existió”, historia que nos recuerda que muchas veces la realidad supera con creces a la ficción.

Mucho se ha escrito sobre la historia de «El hombre que nunca existió». Se trata sin duda de una aventura de película (también se hizo una), en la que intervienen los estados mayores de los ejércitos alemanes y de los aliados, los servicios secretos, los espías e informadores y un sinfín de personajes locales.

La historia ocurrió durante la 2ª Guerra Mundial en Huelva, cuando se fraguó la que se conocería como Operación Mincemeat.  El objetivo de esta Operación fue engañar a los alemanes para que creyeran que los Aliados iban a invadir el sur de Grecia en lugar de Sicilia como trampolín para iniciar la invasión de Europa y reconquistarla de los nazis. Para ello cogieron un cadáver, le crearon una identidad falsa de comandante inglés, le pusieron información secreta y lo soltaron en alta mar. En la primavera de 1943, un pescador de Punta Umbría (Huelva) descubrió flotando el cuerpo sin vida de un militar inglés: el Comandante Willian Martin.

Llevaron el cadáver hasta la playa y las autoridades se hicieron cargo de él. Esposada a su brazo había una cartera, dentro la documentación personal del Comandante, así como unas cartas con información secreta sobre planes militares de los Aliados. Esta información, a través de espías  alemanes en Huelva llegó a manos alemanas que, tras hacer las comprobaciones necesarias, la tomaron como buena y se la creyeron.

A raíz de esto Hitler cambió su estrategia y ordenó reforzar la costa griega y retirar las tropas de Sicilia. Los aliados utilizaron esta creencia para realizar un desembarco en Sicilia, que apoyaría posteriormente el Desembarco de Normandía.
El engaño fue tan perfecto que no se descubrió hasta años después de haber acabado la guerra y tras las investigaciones de historiadores sobre el tema.

Más información sobre “El hombre que nunca existió”:
Las caras ocultas de Huelva en la II Guerra Mundial : William Martin, el hombre que nunca existió / Diego Lopa Garrocho

Si queréis disfrutar de otras otras historias situadas en este fascinante período histórico os recomendamos estas películas que encontraréis en nuestra Mediateca:

Senderos de gloria  / Santley Kubrick. Año 1957. 

El gran dictador  / guión, producción y dirección, Charles Chaplin. Año 1940. 

El niño con el pijama de rayas / Mark Herman. Año 2008.

Sin novedad en el frente / Lewis Milestone. Año 1930.

Doce del patíbulo / Robert Aldrich. Año 1967.

El hundimiento: los últimos días de Hitler / Oliver Hirschbiegel. Año 2004.

Féliz navidad / Christian Carion. Año 2005.

Adiós muchachos / Louis Malle. Año 1987.

Valkiria / Bryan Singer. Año 2008.

Alemania, año cero / Roberto Rossellini. Año 1948.

Expiación / Joe Wright. Año 2007.

Casablanca /  Michael Curtiz. Año 1942.

Tener y no tener / Howard Hawks. Año 1944.

The reader = El lector / Stephen Daldry. Año 2008.

El puente / Bernhard Wicki. Año 1959.

Días que marcaron al mundo. El suicidio de Hitler y el asesinato que inició una guerra. BBC, 2003.

Archivado en: , , ,

Deja un comentario